Archive for the 'Fotografía' Category

Selfie

Irina Shayk es hermosa y elegante, su belleza enigmática es más que atractiva, y con su selfie definitivo le quitó a Alejandro Pumarino hasta la intención de hacerse uno este verano y publicarlo en su blog. Susan Sarandon y Geena Davis presumen de protagonizar el primero de la historia en el film de culto “Thelma y Louise”, hace algo más de veinte años, y después, el tiempo trató de forma distinta a ambas actrices. Personalmente me gustó siempre más la Davis, que no tuvo suerte en sus trabajos, aunque no puede olvidar su papel de pirata en “La Isla de las Cabezas Cortadas”, una película para chiquillos que disfrutamos los mayores. A nuestras “celebrities” la Srta. Shayk también les sacó el gusto de “twitear” fotos, porque aunque sean odiosas, las comparaciones resultan inevitables y el listón ha quedado muy alto. Susan y Geena, hermosas, pero menos espectaculares, conservan la vieja gloria de haber sido las primeras. Lo repitieron el otro día, y se publicó en diversos medios, está bien como anécdota, pero desde luego, me quedo con el original que les ofrezco en la entrada de hoy.

Blanco y negro

La instantánea se corresponde con el luminoso del desaparecido Teatro Arango, visible mediada la cuesta de Begoña y que anunciaba el título de la pelítula en cartelera; recuerdo haber visto allí El Cazador, cuando las tardes de diario ofrecían sesión continua. Donde actualmente presta sus servicios una peluquería, un café del mismo nombre que el cine, abrió sus puertas durante muchos años, entre La Merced y Menén Pérez, que entonces, todavía estaban abiertas al tráfico rodado.

Cuando de niño, mis mayores me contaban anécdotas, mi mente las reproducía en blanco y negro, como las películas antiguas, mientras que mis propios recuerdos, mucho más vivos, se dibujaban a todo color en la memoria reciente; ahora me percato de que la cafetería Arango, el cine; el Mecheru, frente a Concepción Arenal, chigre de toda la vida en planta baja, mi antigua academia de inglés, se me aparecen en blanco y negro, como la fotografía que ilustra la entrada de hoy, y me doy cuenta de que marca esa imperceptible frontera entre ser mayor y empezar a hacerse viejo; y eso no me gusta, por inevitable y consustancial con la propia vida sea.

 

Mikonos

Mikonos tiene un encanto especial, tras los establecimeintos comerciales multicolores que florecieron con el turismo creciente, la isla atesora muchos siglos de historia con un clima paradisíaco, que justifica por qué la civilización nació en el Mar Egeo. Recuerdo una película de acción en la que el final se desarrollaba en un rincón donde la protagonista alquilaba ciclomotores, y hasta el almibarado plano final que ofrece una vista aérea de la isla, es hermoso. Recuerdo sus establecimientos de hostelería, literalmente asaltados por un mar discretamente rizado, pero sobre todo, me acuerdo del atardecer tardío con el azul marino en el agua y el cielo, mientras las casas blancas alumbran sus primeras luces.

Santiago

Galicia tiene un encanto parecido a Portugal, donde el tiempo corre más despacio, como en el atardecer sobre Santiago de Compostela que recogen las imágenes de la entrada diaria, hace ya bastantes años. No es mal momento esta época estival, de escaso trabajo, para evocar el viejo recuerdo de como discurrió la vida antes de ahora, percatándonos de que no es más que lo que sucede mientras uno hace otros planes. En Santiago se come bien y se pasea a gusto, poco más podemos pedir, además regala el encanto de la eterna humedad, la piedra gastada y los atardeceres entre las callejuelas del barrio antiguo que, aún sin querer, nos tralsadan a otro tiempo que no fue necesariamente mejor.

Toró

Las imágenes se corresponden con la playa de Toró, en Llanes, donde corriían las nietas del Conde de Albrit, tanto la que era, como la que no, y la arena quedó inmortalizada en el film de Garci, hace ya unos cuantos años. La cala siguiente es Puertochico; entre ambas, una punta rocosa está ocupada por un camping que conocí hace muchos años, cuando todavía era estudiante y perduraba en mi la fe en nuestra especie, la misma que fui perdiendo con el paso del tiempo. La sierra del Cuera ayuda al tiempo difícil de un pueblo atopadizo y amable, cuyo encanto terminó con la masificación turística y la construcción desmedida de apartamentos de más que dudoso mal gusto. Algunos rincones del puerto y las playas vecinas, conservan el encanto de permanecer indemnes a todos los despropósitos que trajeron los años y la avaricia, y en ellos sigo reencontrando a aquel Pumarino que fue y no pudo seguir siéndolo.

Furadouro

La costa de Portugal, abierta al Atlántico, suele ofrecer al viajero belleza y carácter agreste a partes iguales. Las imágenes están tomadas en Furadouro, que esconde sus calles tranquilas protegidas del viento unos cuantos metros detrás de la playa. El tiempo corre más despacio en esa tierra alejada, del vino verde y los arroces imposibles, a un precio que también es de otra época, e invita al paseo sosegado de espaldas al mar, que murmulla alejado mientras el sol se oculta del modo que ilustra la fotografía en nuestra entrada de hoy.

La Dalia Negra

 

Elizabeth Short fue brutalmente asesinada a los veintitres años de edad, sesgando su deseo de convertirse en actriz, allá en los años cuarenta. Fue una de tantas muchachas que buscando la fama se condenaron al olvido y se granjeó además una muerte horrible y precoz, probablemente relacionada con el sórdido comercio que rodeaba a tantas aspirantes a estrella. La película de Brian de Palma recibió críticas de todo tipo, pero la considero entretenida, bien ambientada, estupendamente dirigida y con un ritmo adecuado, más allá de la adaptación que el guionista hizo de la novela de James Ellroy, autor de L. A. Confidencial, también llevada al cine y que personalmente prefiero a La Dalia Negra. Nunca se llegó a descubrir al vedadero asesino, lo que confiere más drama a la de por sí trágica vida de esta joven. Descanse en paz.

 


agosto 2014
L M X J V S D
« jul    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 50 seguidores


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 50 seguidores