No me lo puedo creer


España es un curioso país. Esta noticia no sé bien si incluirla dentro del capítulo dedicado a la picaresca o publicar en el American Journal of Medicine los tratamientos de ciertos procesos en este nuestro país:

La Junta de Andalucía no da con el paradero del empresario de Archidona (Málaga) Juan Jesús Cruz Sánchez, que se quedó con incentivos para la contratación y el mantenimiento de empleo de discapacitados. Entre sus víctimas, a las que no pagaba los salarios, se encuentran un joven tetrapléjico que contrató como repartidor de un semanario, un operario con la espina dorsal seccionada al que puso a descargar mercancías o una persona sorda encargada de atender las llamadas de teléfono.

Desde 2006 a 2010, la antigua Consejería de Empleo concedió unos 3 millones de euros en ayudas a dos sociedades vinculadas a Cruz Sánchez, Centro de Trabajo Andalucía Centro S.L. y Editorial Andaluza de Prensa y Revistas S.L. Antes de que concluyera el período de prueba, despedía a los discapacitados y luego los repescaba mediante la cesión de una a otra firma. Este subterfugio le servía para solicitar otro incentivo por presentar nuevos falsos contratos“.

0 Responses to “No me lo puedo creer”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: