Italia y la sutil diferencia


Las dos imágenes que ilustran la entrada de hoy se corresponden con dos artistas italianas, de muy diferente fama -eso es obvio- pero a la vez, muy distintas. No cabe duda de que Sabrina, que hizo furor hace años con sus “boys, boys, boys” y esa suerte de algo que quería parecerse al baile y que supuso la alegría para la mitad de la población española al escapársele un apéndice a través de la delgada malla, Sabrina, digo, es mujer hermosa y sensual, que puede hasta inspirar los instintos más bajos del macho en la especie, y me refiero a bajos por su localización anatómica más que por otra cosa. Sophia Loren, espléndida hoy que es una anciana, tiene la belleza sensual de la mujer mediterránea, envuleta en un halo de misterio que la hace mucho más atractiva que deseable. Las dos son italianas, pero algo nació con una de ellas que jamás poseerá la otra, por transparentes que sean sus vestiduras o saltos que nos ofrezca en primicia por la pequeña pantalla. Aún hay clases.

 

0 Responses to “Italia y la sutil diferencia”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




mayo 2014
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 383 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: