Jimmy, el viaje mortal de ‘el abuelo’ Blues


Tal fue el titular periodístico de un artículo sobre el fallecido “ultra” del Deportivo de la Coruña sucedido en Madrid, en una pelea previamente organizada entre seguidores radicales de ambos equipos. La muerte de cualquier ser humano me entristece, cuando además es tan absurda como la que nos ocupa en la entrada de hoy, todavía más. sin embargo, no deja de rondar por mi cabeza la idea de que el modo más sencilla de haberla evitado era, simplemente, no haber estado allí. Un historial como el de Jimmy, cuajado de detenciones, acciones violentas, exdrogadicto y a buen seguro, alguna cosa más, no justifica en modo alguno lo acaecido en Madrid hace diez días, pero tampoco es correcto responder a la provocación estéril de estos grupos radicales a los que critican los directivos con la boca pequeña para retratarse después con alguno de sus miembros más destacados, no se sabe si por la popularidad o por la violencia con la que acompañan no pocas veces, la defensa de unos colores que, en el fondo, no tienen demsiada importancia. El fútbol es un negocio y las estrellas del deporte rey, mercenarios que están muy lejos de “sentir” los colores de la camiseta que defienden, como sucedía en tiempos pretéritos, aquellos en los que las disputas locales entre dos equipos asturianos terminaban por dirimirse a chascarrillos más o menos graciosos, en ausencia de acciones violentas como las que suceden cada semana en los estadios de fútbol, con la diferencia, en esta ocasión, de que ha habido un muerto. Me sorprende que los defensores a ultranza de la vida, de uno y otro signo, no lancen soflamas pidiendo la prohibición del deporte rey, y es que en política, hay asuntos intocables, sea uno de izquierdas o de derechas, liberal o progresista: Más impuestos a los ricos, más IVA, más de lo que sea, mientras toleramos que las sociedades anónimas deportivas presenten cuentas inadmisibles para cualquier otra empresa y cierren operaciones de tantos millones de euros por unas botas movidas con más o menos acierto, mientras tantos chiquillos en nuestro país sobreviven en el umbral de la pobreza. Después contabilizamos un muerto, o más, pero lo verdadermanete violento e inadmisible, son los toros. Naturalmente.

0 Responses to “Jimmy, el viaje mortal de ‘el abuelo’ Blues”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 383 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: