Víctor Javier Ruiz de Diego


Soy amigo de los chascarrillos, no siempre de buen gusto, pero es que en un círculo íntimo, pueden compartirse confidencias y asuntos que no quedarían bien a la luz pública. Uno no se expresa con su jeve como lo haría en la barra de un bar charlando con los compañeros y con éstos tampoco se comporta uno como con los amigos de verdad, esos de los que se cuentan con los dedos de una mano. Si en la vida cotidiana las cosas suceden de esta manera, mucha más prudencia debe regir la actitud de un profesional de la política. al margen de la gracia o del gusto dudoso del montaje fotográfico, es inadmisible en un representante público. Todavía no oi nada acerca de su dimisión, pero es algo a lo que estamos tristemente acostumbrados en España.

0 Responses to “Víctor Javier Ruiz de Diego”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: