Felicidades


Cumple cien años uno de los edificios más emblemáticos del planeta, construido entonces bajo la dirección de Gustave Eiffel, ingeriero de origen alemán cuyo verdadero apellido era Bönickhausen y fue sustituido por el nombre de la cidad alemana de donde su familia era oriunda. Como dato curioso, durante su construcción solo se registró un accidente mortal, que además tuvo lugar en domingo y mientras el operario estaba en la obra con su pareja.

Alejandro Pumarino tuvo ocasión de visitarla varias veces y, del mismo modo que sucede con este Gijón del alma, cada ocasión es diferente y cada fotografía distinta aunque se repitan desde el mismo lugar. París bien vale una misa, hasta dos o más, si se tercia, y uno echa de menos no estar allí ahora mismo, esta Semana Santa, en vez de seguir trabajando en esta suerte de zulo desde el que el entretenimiento consiste en salir al exterior a través de este pequeño espacio cibernético que comparto con todos ustedes.

0 Responses to “Felicidades”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: