Anuncios


Uno recuerda en su infancia parte de estos anuncios, de cine, televisión, radio, en los tiempos en los que estaba permitido dar aperitivos con alcohol a los chiquillos (los famosos vinos quinados), anunciar bebidas graduadas sin límite, utilizar de modo absolutamente sexista la imagen de la mujer. Nos trasladan a otra época, no necesariamente mejor, cuando en Gijón se alternaba en el Náutico, el Oasis, El Jardín o El Madrigal, cuando Casa Tino era el restaurante de referencia en la ciudad y en el hoy superpoblado barrio de la Arena, se instalaban las carpas del Cinerama.

 

2 Responses to “Anuncios”


  1. 1 José Sirgo 2,febrero,2016 en 2:58 pm

    En el tema de hoy, tengo que reconocer que en mi infancia no puedo incluir la televisión……llegué un poco antes……
    Sin embargo recuerdo los grandes calendarios de Nitrato de Chile, VISNU, Primitiva Indiana, y Explosivos Río Tinto, p.ej. Y que muchos también se repetían en el súper-telón del Cine Los Campos, donde nos entreteníamos en buscar las palabras que éstos incluían como pasatiempo.
    Sobre las alas de asueto, creo que El Madrigal, es el único que no cas en tiempo con el resto y El Náutico, por los pelos, ya que algún “cerebro” de la época considero una buena idea derribarlo para hacer más tarde un engendro que dista mucho de estar a su altura…….en fin…nostalgia amiguin

  2. 2 Alejandro Pumarino 2,febrero,2016 en 3:13 pm

    Estimado Sr. Sirgo:
    Uno, que es algo más joven, no recuerda el cine Los Campos, pero desde siempre había televisión, no en mi casa, desde luego, pero sí en la de mis vecinos del tercer piso, más acomodados y con quienes compartía la emisión en mi infancia; un buen amigo todavía, a quien frecuento en el Palacio de Justicia y de cuyo nombre no me quiero acordar. El Náutico está vivo en mi memoria, tal como era antes, no el engendro, como acertadamente señala, actual y me referí al Madrigal, que no conocí, pero donde luego se instaló el Parque del Piles, sin olvidar el Oasis, más reciente y que desapareció hace escasas fechas para dar paso a un restaturante de comida rápida que no está a la altura, quiero decir, a la altura de unas expectactivas razonables de conservar parte de la tradición de la villa. En fin, como dicen los modernos, es lo que hay.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




febrero 2016
L M X J V S D
« Ene   Mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
29  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 383 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: