Tenis


Durante los partidos de tenis escuchamos repetidas veces los números 15, 30 y 40. ¿De dónde viene ese sistema de puntuación? Aunque hay varias teorías, la más admitida se remonta al sistema de numeración sexagesimal, creado en Babilonia hace miles de años y tiene como base aritmética el número 60. En ese momento utilizaban un “sextante” para medir la elevación del Sol.

Este instrumento está dividido en cuatro partes (de 15º, 30º, 45º y 60º) y corresponde a la sexta parte de la circunferencia completa con los 360º. Esta forma geométrica tenía carácter mágico o sagrado para los babilonios, y esa creencia sobrevivió al paso del tiempo, llegando su prestigio a la Europa de finales de la Edad Media. Por eso, en las formas primitivas del tenis, que datan de esos siglos, se eligió el círculo –forma perfecta– para construir la puntuación del juego.

Así, una circunferencia equivaldría a un set completo, que se divide en seis partes iguales que corresponden a los juegos. Cada una de estas partes se divide en cuatro puntos (15, 30, 45 y 60). Esta leyenda encaja hasta que el tenis llegó a Inglaterra, momento en el que se eliminó el 60 de la puntuación y además, para facilitar la pronunciación de los jueces de línea, convirtieron el 45 en 40.

No es mío, pero era algo que uno ignoraba y me pareció correcto el publicarlo. No vale adornarse con plumaje ajeno.

3 Responses to “Tenis”


  1. 1 José Sirgo 24,mayo,2016 en 1:24 pm

    Acepto esta explicación, la cual me parece cuando menos, muy trabajada y yo carezco de conocimientos suficientes para que pueda ocurrírseme rebatirla, al igual que con otros millones de cosas. No obstante, si fueron los ingleses los que “normalizaron” el sistema, no podría ser menos complicado, ya que en su ADN llevan el ir a la contra de todo el resto del mundo mundial (pulgadas, pies, conducir por la izquierda….)
    Pero gracias a tu asesor por su (vuestra) aportación a desasnarnos a nosotros, los menos ilustrados.

  2. 2 Alejandro Pumarino 24,mayo,2016 en 2:56 pm

    Estimado Sr. Sirgo:
    Convengo con vd. en el carácter británico, pero difiero en lo relativo a circular por la izquierda, que es lo natural. Al parecer, en la Edad Media, los caballeros usaban este lado del camino para disponer de la mano derecha libre, la que empuña la espada en los diestros, que somos la mayoría, y defenderse de posibles atacantes o atacar ellos mismos. La posterior evolución llevó a que los carruajes y nuevos vehículos usasen dicho lado de la vía. En cuanto a las medidas, es más fácil dividir por ocho que por diez. Le pongo un ejemplo: Si vd. tiene que dividir una hoja de papel en diez trozos iguales, le resultará bastante más complicado que hacerlo en ocho (tres dobleces). Y otro tipo de medidas (grano, líquidos, etc.) fueron tan variopintas en esta nuestra vieja piel de toro como en las islas de referencia.
    Mi público agradecimiento por el envío sobre la sábana santa, aún no terminé de leerlo.

  3. 3 José Sirgo 26,mayo,2016 en 5:13 pm

    A pesar de tus explicaciones, con alguna de las cales no estoy muy de acuerdo, sigo diciendo que son muy rarinos y siempre tienen que ir en contra de la mayoría, al margen de lo de la espada, el folio, los granos y los líquidos.
    He dicho !!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Top Clicks

  • Ninguna

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 383 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: