El cangrejo azul americano


Es una especie que prolifera en las costas levantinas y que es temida por los pescadores, a quienes destroza las redes con sus pinzas. Pesa entre medio y un kilogramo y recibe su nombre por el característico color de sus extremidades. En nuestro país se encuentra entre las especies comercializables, y en una lonja catalana, se subastó a 2.70 eiuros el kilo. Este precio contrata con el del centollo, el bocavante, o las percebes, tratándose de un marisco sensiblemente menos apreciado. Por estos pagos norteños, los cangrejos “tomateros”, de pequeño tamaño, se venden igualmente a bajo precio, con el inconveniente de que, dado su ínfimo tamaño, apenas se pueden comer, siendo utilizados para caldo de marisco, al que proporcionan un sabor excelente, mejor incluso que el ofrecido por las nécoras, bastante más costoso. No he tenido ocasión de observar personalmente uno de estos crustáceos, pero por el aspecto de la instantánea que ilustra nuestra entrada de hoy, no me importaría probarlo en ninguna de sus vertienes, como caldo o cocido; más bocado que la “andarica” y un sabor que podría sorprender. Desde ese supuesto momento, seguro que se convertirá en algo menos asequible, por esa esclavitud habitual de la economía de mercado. Quien tenga ocasión, que lo disfrute.

0 Responses to “El cangrejo azul americano”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: