Redford


Cometió, desde mi punto de vista, un error una vez alcanzada la tercera edad: Pasar por el quirófano y llevar a cabo unos “arreglitos”. La nueva imagen del viejo actor me condujo al desencanto, viendo de tan artificial modo a quien protagonizó “El Golpe” o “Dos Hombres y un Destino”. Excesivamente almibarada, “El Hombre que Susurraba a los Caballos”, dejó la imagen icónica del granjero que enamoró a una dama casada de la alta sociedad estadounidenses y fue la última vez que recuerdo el semblante de Robert Redford con las huellas habituales que dejan el discurso de los años. Envejecer con dignidad tiene su mérito, y debería haberlo sido en quien fue un monstruo de Hollywood delante y detrás de las cámaras. Cumple ochenta años. Que sea enhorabuena y como dice la canción, que cumpla muchos más.

0 Responses to “Redford”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: