Adulterio entre dos dirigentes del partido islamista radical de Marruecos


Dos dirigentes del Movimiento para la Unificación y la Reforma (MUR) de Marruecos fueron detenidos el pasado domingo por haber mantenido relaciones sexuales el pasado 20 de agosto en el interior de un vehículo, siendo descubiertos por agentes de la policía. Moulay Omar Ben Hamad, casado, padre de siete hijos y profesor de estudios islámicos en la facultad de letras de Rabat, y Fátima Nejjar, viuda y madre de seis hijos, fueron descubiertos cerca de la playa de El Mansouria (Casablanca). En el origen de la detención se encuentra la denuncia de la esposa del imputado.

Se conoce que existe diferencia entre predicar y datr trigo también por los pagos islamistas, de modo que quienes predican caen, a veces, en los placeres de la carne; al final tendrá razón el Sr. O’Flaherty cuando afirmó que la mejor forma de vencer la tentación era ceder a ella. La naturaleza humana, ruin, mezquina y esclava de los impulsos biológicos desobedece sistemáticamente al intelecto, por razonable que sea éste, y por miserable y egoísta que resulte la dependencia agónica del instinto y de las hormonas. El ejemplo lo tenemos en el caso de hoy, no teniendo valor moral para la condena ni siquiera quienes la dictan. Perseguir la tendencia natural es un error, condenar por ello, un crimen. La libertad, que tanta sangre y tantos siglos costó en este mundo occidental en el que vivimos, no puede venderse por el ridículo precio de una tolerancia mal entendida de las creencias ajenas, especialmente de aquellas civilizaciones cuyo escaso nivel de desarrollo, puso en evidencia en fracaso de su modelo social.

2 Responses to “Adulterio entre dos dirigentes del partido islamista radical de Marruecos”


  1. 1 J. L. Del Valle 27,agosto,2016 en 4:07 pm

    Mi generación tuvo que padecer una praxis religiosa obsesionada con el sexo, al punto que bastantes predicadores de la Fe verdadera, incurrieron en el detestable vicio de la pedofilia, amén de jodernos a los demás con sus prédicas sobre nuestra sexualidad. Afortunadamente hemos logrado dejar atrás aquel túnel del tiempo, que nos conducía al medievo de la Santa Inquisición. Así que por favor, no hay cosa que más deteste que otra religión obsesionada con el sexo, me quiera volver a tocar las pelotas con mi libertad.

  2. 2 Alejandro Pumarino 28,agosto,2016 en 9:57 am

    Sr. del Valle:
    Todas las religiones tienen como tabú el sexo y la virginidad, probablemente con relación al control de las enfermedades de transmisión sexual que supondrían, en una civillzación promiscua, la aparición de generaciones de enfermos que no formarían un ejército capaz de mantener la independencia y la libertad de su pueblo. El Islam desde luego, pero también el cristianismo en sus diversas variantes son compulsivamente prohibitivas de las libertades sexuales. Si llevó a la humanidad decenas de miles de años separar el sexo de la reproducción, esperemos no tardar tanto en dejar a un lado las enfermedades de referencia (¡existen los preservativos!) y, como sucede ya en muchas partes del mundo, del enamoramiento romántico decimonónico.
    Lo inadmisible es que una confesión que atrasa cinco siglos de historia a sus practicantes, tenga unas normas violadas por sus propios próceres, suerte de hipcresía más grave que aquella de la que hacen gala nuestros representantes públicos afirmando un día algo y al día siguiente lo contrario sin siquiera ruborizarse. Pero eso es ya otra historia.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: