Maduro


Uno está excesivamente acostumbrado a la imagen del Sr. Maduro vistiendo el chándal revolucionario y bolivariano, de obligado uso en ceremonias expropiatorias y charlas al personal, que debe estar ya cansado de tanta arenga liberadora; ver al líder venezolano luciendo un traje en su visita a la República Dominicana, sorprende, cuando menos, y sobre todo, dado su color, que muchos atribuyeron a un negocio familiar relacionado con el comercio de polvo blanco.

Personalmente tengo poca capacidad de crítica -como dice un buen amigo mío, quien suscribe no se viste, sino que se tapa- pero, en todo caso, la vestimenta no me parece la más idónea para un estadista, salvo que emule a su amigo el Sr. Morales cuando lucía un llamativo jersey en sus visitas a los líderes del primer mundo. El carácter informal de éste y el aspecto que muestra D. Nicolás, de cantante en orquesta de boda barata, me lleva a reflexionar en manos de quien están significativos recursos naturales del planeta. Después los intereses económicos, otros ocultos, como los del narcotráfico, conveniencias políticas y demás zarandajas, permiten que el planeta siga este rumbo a la deriva hasta que, quizás, sea demasiado tarde.

0 Responses to “Maduro”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: