Memoria


Recordar el pasado de tu país es algo que no debe ofender nunca”.

La frase es de nuestro líder mesiánico y progresista, faro de la libertad en cuyo nombre prohíbe, salvador de los grandes males que acechan, ocultos, a la población en general, a esa “gente” para la que trabaja pese a situarse entre el uno por mil de trabajadores mejor pagados y que acompañó a otras, como aquella en la que afirmaba llevar sangre antifranquista en sus venas, pese a que no vivió ni siquiera la época más tardía de la dictadura. El pasado que utiliza D. Pablo es selectivo; tiene excelente memoria para rcordar los crímenes de la dictadura, pero no tanto los cometidos por aquella segunda república, que distó mucho de ser democrática y pacifista, o los desmanes de correligionarios suyos, como el Sr. Carrillo quien, responsable directo, o no, consintió la matanza de Paracuellos del Jarama. Recordar el pasado de nuestro país es hablar del Cid Campeador, que no dejó de ser un mercenario a sueldo de reyes cristianos y dirigentes musulmanes, vendiendo su espada al mejor postor; pese a su carácter violento y los crímenes cometidos, nunca escuchamos al Sr. Iglesias pedir la retirada de la estatua ecuestre erigida en Burgos a D. Rodrigo Díaz de Vivar, mientras sus correligionarios apostaron como necesidad prioritaria en los municipios bajo su control, por la retirada de símbolos supuestamente franquistas, terminando por eliminar una obra del antiguo dictador erigida antes de que lo fuese, por haber resultado el primer director de la Academia Militar de Zaragoza; por lo visto, el conocimiento de la historia no es tan profundo y la ignorancia les debió de resultar ofensiva.

D. Pablo tiende a situarse más cerca de los terroristas etarras que de sus víctimas, lo que resulta bastante incomprensible, tratándose de una banda de asesinos que terminó con casi mil compatriotas, incluidos niños y resultando verdaderamente difícil la defensa de una guerra de las nucas contra las pistolas. Por eso estoy, en esta ocasión, de acuerdo con el Sr. Iglesias. Vamos a recordar los asesinados por ETA, vamos a recordar también las frases del líder morado cuando hablaba de reventar el sistema, cuando decía que en vez de hablar, debería de liarse a “hostias” (sic) con los tertulianos de Intereconomía, cuando Venezuela, Grecia y Ecuador eran modelos a seguir (todos ellos en bancarrota); efectivamente, es algo que no ofende, el recuerdo de las frases lapidarias con las que nos osequió esta mente preclara de la política española actual.

0 Responses to “Memoria”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




noviembre 2016
L M X J V S D
« Oct   Ene »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 384 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: