Bogart


Icono del siglo XX, me cuento entre sus incondicionales admiradores, preguntándome quien no quiso ser Rick regentando el “Café Americain” en sus noches de éxito, con la chica en El Loro Azul y el corazón roto por una historia que nadie, salvo el pianista, conoce. O Philip Marlowe en el chispeante diálogo que sostiene con su pareja en la vida real, Laureen Bacall, la Flaca. Hace sesenta años de su muerte y Casablanca sigue de actualidad, tócala otra vez Sam, por eso de que las historias se repiten y no falta quien espere escuchar una melodía en algún garito perdido, de esos en los que, cantaba Fito, se bebe sin sed.

0 Responses to “Bogart”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 383 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: