Pablo Iglesias


Pablo Iglesias no ha cambiado. Es el mismo de siempre. El que un servidor lleva denunciando tres años con cierto éxito pese al silencio mayoritario, cuando no la autocensura, de buena parte de la opinión publicada en televisión, en radio y en prensa. El que elogió a ETA “porque fueron los únicos que supieron entender que la Constitución del 78 no instauró unas reglas de juego democráticas”. El pendenciero que en una conferencia proponía “salir a cazar fachas”. El macarra que pedía perdón “por no partir la cara a los fachas” con los que debate en TV (tiene gracia porque no tiene ni media bofetada). El chulesco que se jactaba de haber dado una tunda a unos okupas “de una clase social inferior”. El que se “emocionaba” cuando emitía unas imágenes en las que se pateaba inmisericordemente a un policía en la Plaza de Neptuno. El machista que en un chat de la cúpula podemita (en el que participaban hombres y mujeres) sostenía que “azotaría a Mariló Montero hasta que sangrase”. El doblemente machista que en una rueda de prensa se mofaba del “bonito abrigo de piel” que portaba la periodista Ana Romero. El triplemente machista que en sede parlamentaria insistía en dejar su despacho a Andrea Levy para que se viera con el ¿guaperas? podemita Miguel Vila. El más amigo de los victimarios que de las víctimas que se niega sistemáticamente a condenar el terrorismo de ETA. El bolivariano que hace tres cuartos de lo mismo cuando se le reclama que califique al régimen venezolano de lo que es, una dictadura. El sobrecogedor que recibía vía tapadera CEPS dinero de la teocracia iraní que cuelga homosexuales y lapida adúlteras. El turbio personaje al que unos documentos vinculan con una cuenta en el paraíso fiscal de Granadinas. El amado líder que cuenta como cerebro en la sombra a un sin vergüenza fiscal (Monedero) que “comprende la violencia de ETA dado el nivel de represión del Estado en el País Vasco”.

E. Inda

2 Responses to “Pablo Iglesias”


  1. 1 J. L. Del Valle 13,febrero,2017 en 8:28 pm

    Quien considera como método de utilidad para sus fines, el asesinato, el secuestro y la tortura, es evidente que comprenderá a la perfección la bilateralidad del refrán de quien a hierro mata, a hierro muere. A las víctimas del terrorismo etarra habría que hacerles un monumento por su dignidad y tolerancia, ante los mal nacidos hijos de satanás, que se dedicaron a imitar la barbarie Stalinista. Todavía hay en la España de hoy, personajes que no han comprendido la salvaje diferencia entre asesinar, y ser asesinado. Espero que la lleguen a comprender por la vía del razonamiento, y nunca por la vía de los hechos consumados.

  2. 2 Alejandro Pumarino 13,febrero,2017 en 8:41 pm

    Estimado José Luis:
    Es cierto y razonable lo que plantea, aunque no faltará tampoco quien tenga menos paciencia y busque equilibrar la balanza de forma similar; el mundo avanza de lo complejo a lo simple, que es donde está la perfección, y el ojo por ojo puede ser la única salida que algunos vean plausible.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




febrero 2017
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 383 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: