Las cuentas del Sr. Iglesias


El Sr. Iglesias prometió que los cargos electos de su formación no percibirían, en concepto de salario, más de tres veces el mínimo interprofesional, situado actualmente en 707 euros; lo que significa que la cantidad máxima que podría cobrar el líder morado, no superaría los 1965 euros mensuales, o lo que es lo mismo, 23.580 euros anuales.

Considerando que D. Pablo dispone en cuenta, en euros contantes y sonantes, la nada desdeñable cifra de 120.000 euros y que apenas lleva tres años en política, cabe preguntarse qué comía nuestro progresista más mediático, pues durante dicho plazo, sus emolumentos habrían ascendido a 70.740 euros, de los que debería descontar la hipoteca (o la renta) de su piso de protección oficial (¿?) en Vallecas, más lo destinado a la nutrición, imprescindible por más que se empeñe el conspicuo podemita (que por cierto lo hace muy bien cuando acude a restaurantes de lujo en Madrid a las reuniones de trabajo), con lo que el ahorro de tal montante se nos antoja, cuando menos, complejo.

D. Pablo no es altruista. Puede calificar de miserable o de filántropo barato al Sr. Ortega, pero el “excedente” de su sueldo no lo destina a obras sociales, a mejorar la sanidad, o simplemente, renuncia a él en favor del Estado, no; el mesías morado lo distribuye entre instituciones o empresas de su entorno, desde La Tuerka hasta CEPS y eso, podría considerarse más una forma de gasto que una donación transparente. Nos hemos preguntado en diferentes ocasiones desde este espacio, el motivo por el que el Sr. Iglesias no renunciaba directamente, en favor de la Administración, de la parte de sus emolumentos que considerase excesiva; la presencia de un saldo con seis cifras en su cuenta corriente no resulta tranquilizador, ni siquiera entre sus más fieles seguidores y convencidos votantes.

1 Response to “Las cuentas del Sr. Iglesias”


  1. 1 José Sirgo 13,abril,2017 en 1:46 pm

    Sr. Pumarino, a veces me sorprende su ingenuidad al juzgar tan duramente los actos de los podemitas. Por qué cree Vd. que han elegido el color morado para su partido?? pues fácil: para que no se les note cómo se ponen cuando empiezan a tocar pelo!!!!! La máxima de sus colegas comunistas ya la conoce: lo mio es mío y lo tuyo es de todos.
    Y en las cuentas, que Vd. tan claramente ha explicado, podría decirse que don Pablo (don sin din son 🥚🥚🥚🥚en latín) puede ser el artífice de una nueva versión actualizada de la multiplicación de les *xardes (peces) y los *riches (panes)

    *(notas para los no playos)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 383 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: