Transversalidad


La viñeta, publicada en La Razón, es un fiel reflejo del carácter transversal de la corrupción. Vivimos en un país cuyo presidente del gobierno envió mensajes de apoyo a un delincuente fiscal mientras dirigió un partido en el que se repartían sobres sus conspicuos; una oposición oficial que se rasga las vestiduras, indentificando las actividades ilegales con las siglas de su adversario político, pero alimenta el mayor volumen sustraído de dinero público en una Andalucía que despide un hedor pútrido. Y los morados siguen al líder mesiánico, que percibe un cuarto de millón de euros en un paraíso fiscal cuando aún no disponía de cuota alguna de poder, procedente de la sobradamente rica Venezuela, mientras nadie recuerda a D. Pablo estos extremos, siguiendo el ínclito comunista su particular reparto de carnets de honradez política.

Usted, amigo lector, y yo, somos los que pagamos al final los platos rotos.

0 Responses to “Transversalidad”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: