Archive for the 'Cultura' Category

Arturo Fernández

Yo soy consciente de lo poco que le gusto a Podemos, y lo entiendo, porque ellos a mí me gustan menos”. Arturo Fernández no tiene pelos en la lengua a la hora de defender tanto su trabajo como su postura ideológica. Ante las críticas manifestadas por el concejal Orlando Fernández, de Xixón Sí Puede, por las seis representaciones que ofrecerá en el Teatro Jovellanos, el actor gijonés instó a la formació morada a revisar las cifras de sus anteriores espectáculos. “Aquellas compañías que actúan dos o tres días van a caché y no quieren ir a taquilla más de ese tiempo porque es exponerse, ya que el teatro actualmente no va bien. Esto es lo primero que tenían que haber averiguado”, apuntó Fernández.

“Me pregunto quiénes son estos para decidir lo que tiene que ver y hacer con su dinero el público”, cuestionó. Así, lanzó una pregunta retórica: “¿Quién tiene que ir al Jovellanos? ¿Los titiriteros de Madrid que hacían apología del terrorismo de ETA? Seamos serios”. Asimismo, aseguró que la marca local de Podemos quiere “acabar con la libertad de opinión, como buenos comunistas stalinistas que son“.

No lei en profundidad el problema de nuestro popular gijonés con la organización del Teatro Jovellanos, pero da la sensación de que las trabas surgen en función del interés “kultural” quie tenga la obra en cuestión; así, mientras ciertas propuestas tienen vía libre para desarrollar sus proyectos, otras se ven sometidas a una vigilancia más estrecha por quienes reparten carnets de intelectualidad. Arturo Fernández -el actor- llevó a su Gijón y su “chatina” como estandarte de una asturianía bien entendida y, considerando la edad y trayectoria del personaje, debería facilitársele al máximo su trabajo en nuestra ciudad. El interés de ciertos colectivos por el tipo de representación que favorezca un adoctrinamiento mal entendido, retrata la verdadera catadura democrática de quienes se autoerigen en salvadores de la libertad, empezando por la de expresión, que en general, no suelen respetar ellos mismos.

Fleming

El día 18 de Septiuembre de 1.955 Gijón inauguraba el primer monumento a Fleming en todo el mundo. Descubrir el primero de los antibióticos fue un balón de oxígeno para nuestra especie, que se vio diezmada por infecciones y pandemias que asolaron Europa durante siglos. El monumento en cuestión, duerme un dulce olvido en el Parque de Isabel la Católica, pasando con más pena que gloria por la histora de muchos jóvenes gijoneses que, imagino, desconocen hasta su existencia.

No es frecuente que seamos los primeros en casi nada, y menos aún en loar a un científico que revolucionó el tratamiento de las enfermedades infecciosas desde la segunda mitad del pasado siglo, pero con la indiferencia propia de quien lo ha visto todo, olvidamos la efeméride casi con tanta facilidad como al científico, cuya viuda acudió a la inauguración que recoge la instantánea que ilustra nuestra entrada de hoy. Posiblemente, algunos de nuestros jóvenes, esos que llenan las generaciones venideras, ni siquiera contesten correctamente a la pregunta de quien era el individuo cuya memoria se honra en el busto gijonés, pero conocerán al detalle las entradas y salidas de la casa en Gran Hermano edición veintiocho o treinta y cuatro, que tanto da. Total, en caso de tener una amigdalitis, la Amoxicilina se encuentra en la farmacia de al lado. Da igual de donde venga.

Reality-Show

Generación Ni-Ni fue el título de uno de los reality-shows fracasados en el universo de la parrilla nacional, bastante tolerante en general, con bodrios televisivos, tanto nacionales como de importación; el modelo consistió en tomar ocho individuos sin inquietudes ni proyecto de vida y hacerlos convivir con seis psicólogos a fin de recuperar valores y principios. Un rotundo fracaso. En España, la recuperación de tales valores es innecesaria; la cultura del trabajo y del esfuerzo se ve ampliamente superada por la pretensión de que el estado del bienestar nos de la comida masticada, a ser posible. Después, la irrupción de las formaciones políticas emergentes dio alas a esta parte de la población, que entendió perfectamente como esperar una renta de seiscientos euros mensuales mientras se alivian mecánicamente el prurito testicular, o sea; ¿como vamos a pretender que un programa -excepcionalmente- que aspira a recuperar el valor del esfuerzo, triunfe en una parrilla en la que su mayor número de telespectadores podría perfectamente participar en el concurso?. Mera cuestión de lógica.

Lenguaje sutil del Sr. Iglesias

Preparando esta pregunta llegaba a la conclusión de que usted me iba a responder que el informe de los letrados le traía sin cuidado, pero como usted maneja la prosa de Lope con destreza, he estado reflexionando sobre la expresión que utilizaría usted”, continuaba el líder de Podemos. Era entonces cuando Iglesias le daba a Rajoy “varias opciones” para su contestación: “Me importa un comino el informe de los letrados, me importa un pimiento, un huevo, un rábano o me importa un pepino. O incluso tiene usted otras fórmulas más directas: me la trae floja, me la suda, me la trae al fresco, me la pela, me la reflanfinfla…“.

Hubo un tiempo en el que la oratoria parlamentaria despertaba la envidia o la admiración de quienes la escuchábamos, líderes como González, Fraga, Suárez e incluso Calvo Sotelo; quien fuera alcalde Madrid, D. Enrique Tierno y tantos otros, solían expresarse con corrección, no siempre exenta de ironía; gracias a las formaciones emergentes, a la desaparición del bipartidismo, a la auténtica democracia que nos trae el Sr. Iglesias, gracias a todo eso, digo, disfrutamos de mujeres dando el pecho en el Congreso, de ver como dos diputados -ambos varones- se besan en los labios, observarlos subir a la tribuna descamisados y arremangados -ejerciendo una notable falta de respeto hacia la institución y hacia sí mismos- y más recientemente oir al lider morado expresarse en términos tan inteligibles -sobre todo para sus conspicuos- como “me la suda, me la trae al fresco” o “me la bufa”. Luego crticaríamos al Sr. Trillo pur su simpático “manda huevos”, con la notable diferencia de que el político popular creía tener cerrado el micrófono, mientras el líder morado se dirigía al presidente del gobierno en pie, a micro abierto y retransmitido en directo por diferentes medios de comunicación, sí, esos que él quiere cerrar o controlar desde el gobierno. Increíble.

Actores

Son capaces de llenar la gran pantalla de un cine con su sola presencia; Michael Caine, conocido popularmente desde hace muchos años y Morgan Freema, a quien el éxito llegó más tarde, protagonizando aquel sarraceno que acompañó a un Robin Hood eclipsado por la personalidad de su oponente en el film. Trabajan juntos en una película que habrá que ver aunque sea solamente para disfrutar de dos pesos pesados en el séptimo arte.

Drogas

El colegueo institucional consiste en acosejar como consumir drogas ilegaleas a las chicas durante la fiesta de la Magdalena en Alicante, mediante la edición de un panfleto (que terminó no siendo distribuido, pero sí publicado) en el que se tocan temas como tomar dosis bajas y subirlas de forma paulatina, disfrutar acompaña de las sustasncias psicoactivas y no fiarse en exceso de extraños.

¡A través del Ayuntamiento y con el sello de la Generalitat Valenciana!

No salgo de mi asombro.

Juan Carlos Monedero (I)

Cuando tus ideas no valen nada, estás a un paso de que venga alguien a decir que tú tampoco vales nada. Pasó lo mismo en España, donde ser declarado “antiespañol” te llevaba a una fosa común, donde te podían fusilar por no ir a misa, haber votado a partidos de izquierda durante la República o ser homosexual. Porque todas esas cosas eran contrarias a la nación española, que era un instrumento de Dios, eterna y en lucha contra los herejes.

Del Blog “comiendo tierra”, publicado por D. Juan Carlos Monedero

Es curiosa la forma de recordar la historia y de hacer política que tiene el ideólogo podemita; su formación, tan proclive a la defensa del pueblo palestino, olvida que los homosexuales, y a veces los infieles, no son tratados con exquisitez por parte de estos simpáticos musulmanes; sin embargo, Israel es un país occidental y demócrata, contra quien nuestro amigo Monedero se manifiesta frecuentemente.

Y como quiera que los populismos, de izquierdas o de derechas, son extremadamente parecidos, la última frase del texto publicado por el profesor universitario, puede encajar perfectamente en la ideología podemita, que, en vez de nación habla de “gente” y en lugar de herejes, “casta” o “mercados”; lo de Dios, sobra.