Archive for the 'Cultura' Category

Tardígrado

Este animal, de apenas medio milímetro de longitud, será probablemente, el último superviviente en este planeta, cuando el sol vaya convirtiéndose progresivamente en una gigante roja, que termine por engullir a Mercurio y eleve la temperatura de nuestro poaneta por encima de los cien grados. El bichito, que puede alcanzar una edad de sesenta años, es capaz de soportar tales temperaturas, e incluso superiores, convirtiéndose en uno de los últimos estigmas de la vida en un hirviente planeta azul. Solo desearía dos cosas; la primera, vivir para verlo, anuque sea una utopía, y en segundo lugar,, que para entonces, nuestra especie haya encontrado la forma de seguir sobreviviendo en el universo, colonizando otros planetas en diferentes sistemas solares.

Contra la Virgen del Rocío

Lo han intentado una y otra vez, por todos los medios y con todos los pretextos posibles. Podemos ha intentado reventar, sin éxito, la inauguración del monumento a la Virgen del Rocío que ha tenido lugar en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).

La imagen es obra del escultor gaditano Pepe Lanza, tiene ocho metros de altura y pesa cinco toneladas. Y no ha costado ni un sólo euro público: fruto de una iniciativa popular impulsada por la Comisión Pro Monumento `Sentir rociero´, será financiada íntegramente mediante aportaciones particulares.

“No consideramos oportuno ni adecuado que las personas que vengan a Sanlúcar sean recibidas por un monumento religioso en la rotonda de la entrada principal a nuestra ciudad. La Constitución española defiende la aconfesionalidad del Estado en su artículo 16″, señalaba su manifiesto, que sólo logró reunir 2.000 firmas.

Posiblemente, si se hubiese tratado de un símbolo musulmán, confesión iconoclasta por otro lado, es casi seguro que se hubiese consentido en nombre de la multiculturalidad, porque las prohibiciones a las que nos tiene acostumbrados la formación morada, en nombre de la libertad, suelen tener siempre una connotación transgresora contra las raíces, tradiciones o principios de nuestra cultura. España es un estado aconfesional, pero de rancia tradición cristiana, y está cuajado de catedrales, celebraciones, pinturas y toda suerte de expresiones culturales, en línea con dichas costumbres, que, creencias al margen, forman parte del patrimonio cultural europeo y mundial.

 

Universidad de Barcelona.

La instantánea de hoy muestra una captura de pantalla de la Universidad de Barcelona, escrita en ¿español?, con gran número de errores gramaticales, algo verdaderamente insólito, tratándose de un centro de supuesto prestigio en el que la cultura, empezando por el conocimiento de la lengua oficial -o de una de ellas- debería considerarse básico. La deriva independentista solo perjudica al pueblo hipnoteizado por las ideas radicales de pl.íticos que emvían a sus hijos a estudiar alemán, español e inglés y por supuesto, no el catalán, que no alcanza mucho más allá de Granollers. Después, de tales polvos vienen estos lodos, y nos encontramos con auténticos adalides del mundo universitario catalán, expresándose en los términos que constan en la página de referencia. Una pena.

Orgullo

Tiene uno la sensación de que no siendo gay, se convierte en una especie de despojo social que no va con los tiempos -no es “cool” como dirían otrora nuestros vecinos trasatlánticos- una suerte de retrógrado ente primitivo que no comprende la pluralidad en las relaciones íntimas y vive anclado en el inmovilismo. En Madrid, hasta la Sra. Cifuentes hizo el “trenecito” con Carmena, no sea que un amplio colectivo se sitúe frontalmente contra una formación a la que se tacharía de homófoba automáticamente, con la misma facilidad con la que los morados tildan de fascista a quien muestre disidencia con su pensamiento, políticamente correcto.

No existe, desde mi punto de vista, marginación alguna hacia la homosexualidad y la transexualidad y desde hace ya muchos años; la creación de “ghettos”, revistas específicas, barrios concretos, es fruto de la propia actividad del colectivo y responsable del tipo de distinción que se quiera interpretar, sesgadamente, por parte de los propios interesados. En este sentido llama la atención lo sucedido en Madrid hace tres años, y publicado en este espacio, cuando los organizadores del evento prohibieron el desfile de la carroza israelí por su postura en el tema palestino; curiosamente, es el país de Medio Oriente en el que existe libertad de sexo, toda vez que sus amigos palestinos tienen la poco saludable costumbre de colgar de grúas a quienes muestren esas tendencias “desviadas”; fue el mismo año en el que dicha organización invitó a todas las formaciones políticas menos a los populares, naturalmente, pese a que ninguna de las reformas de la era Zapatero fue modificada por el gobierno conservador.

Lo cierto es que nunca entendí el motivo de sentirse orgulloso por la orientación sexual: Conozco “heteros”, gays, misóginos, bisexuales; las páginas “X” de internet se clasifican por temas de preferencias íntimas, muchas de las cuales, incluso desconozco; sería lo mismo que sentirse orgulloso de tener olfato, o dos piernas, que tanto da. Defendimos en su momento, el día del promiscuo o “putero”, con el permiso de Carmena, que busca castigar a los usuarios de sexo por pago mientras cuelga la bandera del arco iris en el Ayuntamiento. Algo no funciona bien.

 

YouTube

Monalisa Perez le disparó el lunes al aspirante a estrella de YouTube Pedro Ruiz, de 22 años, después de que él la convenciera de hacerlo con una poderosa pistola, a unos 30 centímetros de distancia, mientras llevaba una enciclopedia frente a su pecho, consignaron en documentos judiciales autoridades del estado de Minnesota. Ruiz había mostrado otro libro, con un agujero de bala en un lado y sin agujero de salida, como evidencia de que la enciclopedia detendría la bala, dijo la Policía. “Yo y Pedro probablemente vamos a filmar uno de los videos más peligrosos jamás hechos”, escribió Perez el lunes en Twitter. Se ha tratado de persuadir a Ruiz que no realizara el truco, pero él alegó que quería “más espectadores”.

Fríamente, un análisis de la situación nos lleva a las siguientes evidencias: En primer lugar, se trata de una joven de 19 años de edad, embarazada de su segundo hijo y con una niña de tres años; el padre, fallecido, cuenta con 22 años de edad. En segundo lugar, el cabeza de familia pone en riesgo su vida, y la pierde, porque quería “más espectadores” en su canal de YouTube.

La conclusión inmediata es la escala de valores que rige en algunos sectores de las nuevas generaciones, capaces de desatino semejante por aumentar su popularidad en un canal de vídeos gratuito -al margen de los beneficios que colateralmente pueda representar- mientras es padre de una criatura de corta edad que espera un hermanito en breve. La conclusión a medio y largo plazo es cuestionar el tipo de educación que proporcionamos a nuestros jóvenes, la escala de valores, el respeto por la vida y otras cuestiones que son más propias de la familia que de los centros de enseñanza. Como acertadamente dice un asiduo a este espacio, “los neños tienen que ir al cole lavaos y enseñaos, la escuela ye pa aprender“.

Código canónico

La instantánea que ilustra la entrada del día, se corresponde con la imagen del Sr. Monedero, estilo hombre Martini, sin el vaso naturalmente, con gafas de sol -además lleva bermudas- y camiseta sin mangas, en pose veraniega promocionando la “Universidad Podemos” de Granada.

Me sacó de un error. En mi ignorancia, pensé que el término “universidad” procede de “universal”, lo que supone un amplio conocimiento de las cosas y un punto de vista plural, independiente de la ideología que cada uno profese; no tengo la sensación de que tales sean las características de la formación educativa promovida por los morados que, las más de las veces, se asemeja más a un adoctrinamiento extremadamente sectario, que a una visión global y prudente de la sociedad actual y los problemas nuevos que debe afrontar.

Un buen amigo mío, abogado de profesión, cuando encontraba una persona poco agraciada sexualmente, me decía que era “el remedio a la concupiscencia”. Preguntado por el motivo de tal expresión, confesó que lo había extraído del Código Canónico, en el que para indicar las finalidades del matrimonio, se señalaban la procreación de la prole y el remedio a la concupiscencia. Eso es precisamente, lo que me inspira el Sr. Monedero en la imagen: Sectario, imitando pose de una multinacional y convirtiéndose en el remedio al pecado que tan poco importa entre los progresistas de turno. Que le sea enhorabuena.

Who wants to live forever?

No te olvidaré nunca… Así lo afirmaba Cristopher Lambert en Los Inmortales, película en la que compartió escena con Sean Connery, quien ocupaba bastante más pantalla. El tema de Queen siempre me emocionó y me hizo recordar tiempos pasados, no necesariamente mejores, cuando no había nacido Alejandro Pumarino, el seudónimo, quiero decir, en aquellas tardes en las que entrar al Tizón no resultaba extraño y casi se podía encender una vela en recuerdo del cumpleaños de Helen, fallecida allá en 1.590