Archive for the 'Fotografía' Category

Joann Van der Herik

Traemos hoy a este espacio a esta bella modelo, perteneciente a las “curvy”, eufemismo utilizado para aquellas muchachas apartadas de los canones de belleza imposibles preconizados por modistos para quienes son inexistentes las tallas superiores a la treinta y seis. La muchacha, que no es delgada, está, desde luego, de muy buen ver y luce bastante más natural que otras compañeras de pasarela con escasa piel encima de unos huesos prominentes. Enhorabuena a la modelo, que me hace suscribir el viejo dicho de “donde hay grasa, es donde mejor se pasa”. Con perdón.

World Press Photo

La fotografía está entre las participantes en el premio del World Press Photo y muestra la dramática imagen de una mujer herida tras los atentados de Londres.

Para mi, para nosotros, tiene especial fuerza porque la víctima es uno de los nuestros, es nuestra víctima, nuestra vecina, nuestra compatriota de la Unión Europea, yaciendo por obra y gracia de un descerebrado radical que pretende imponer su fe por la violencia allá donde vaya, por bien recibido que sea en comunidades extranjeras. La víctima es nuestra, puede ser anglicana, católica o agnóstica, pero sigue siendo nuestra conciudadana, nuestra tendera, la compañera de trabajo, qué más da; alguien a quien le importarían poco los devaneos místicos de los musulmanes que esperan cuarenta vírgenes en el paraíso prometido si en este mundo, se dedican a matar infieles sin tasa, entendiendo por infiel toda persoona que ose pensar de forma diferente a la única, auténtica y verdadera fe.

He visto poco a los conspicuos del progresismo militante, preocuparse por los muertos en países tercermundistas, niños que fallecen por hambre, falta de agua y de medicinas; los vi colocar velas -ignoro la utilidad- por Aylan, cuando la estremecedora imagen dio la vuelta al mundo, pero desde entonces, el silencio cómplice es la política solidaria vigente de la izquierda comprometida. Desde los escaños del Congreso tenemos ocasión de disfrutar la actuación semanal del bufón Rufián, en quien se unen la ignorancia y la falta de respeto. Con relación a la fotografía adjunta, y a guisa de caricatura, podríamos suscribir la expresión popular, “será un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”. Sin más explicaciones.

Nazismo

La instantánea recoge dos imágenes de Eva González y Antonio Baños, tras haber publicado este último un “Tweet” en el que criticaba a los andaluces por su peculiar acento, ejerciendo sin excesivos tapujos el nazismo propio de la exclusión y de la  ignorancia que suelen acompañar el ideario separatista del nacionalismo aldeanista que predican. A simple vista la elección no es difícil, sobre todo para un caballero, y es que la presentadora de Master Chef, pese a ciertos defectos, es tan atractiva como elegante, mientras el Sr. Baños luce los estigmas estereotipados de lo esperable en su formación, desde la corbata informal a la montura intelectualoide y demodé de unas gafas redondas que no acompañan excesivamente bien el peculiar óvalo facial del político emergente. Además de demagogo y xenófobo resulta difícil de mirar y eso, según decía el Sr. Wilde, siempre es un defecto.

Jennifer Aniston

La profesión de actor con lleva ciertas dotes artísticas que llevan a estos profesionales, a despuntar en otro tipo de actividades, como la moda o los perfumes, estos últimos de forma extremadamente frecuente sportados por deportistas de élite o ídolos del cine. Antonio Banderas tiene su línea de colonias y Jennifer Aniston, en la imagen que ilustra la entrada de hoy, la suya. Me impresionó la fotografía, por lo poco que se parece a la imagen que proyecta habitualmente la actriz, así como a su perfilada silueta; Alejandro Pumarino, heterosexual de momento, la encuentra más atractiva que con su clásico peinado e imagen tradicional con los que protagoniza “Friends”.

Sergio Ramos

Y ya que ayer estábamos comentando cuestiones de imagen, hoy le toca el turno al sexo opuesto, el Sr.Ramos, actual pareja de Dª Pilar y padre de dos hijos con la bella presentadora. Hace escasas fechas nos sorprendía en el Bernabéu con un atuendo azul llamativo, una suerte de abrigo de longitud, anchura y color difíciles, conjuntado con una especie de gorra del mismo tono; actualmente se nos pasa al burdeos con una especie de calzado -no se puede ver en la instantánea- que tampoco dejaba indiferente a nadie. El sevillano cambió radicalmente su imagen desde que alcanzó la élite mundial del fútbol, y también, como “Pe”, tuvo sus escarceos con la cirugía plástica; actualmente, innovador como siempre, completa el cambio total ofreciendo un “look” diferente, no exento de cierta agresividad, para contribuir a marcar la diferencia entre los comunes mortales y los dioses el Olimpo. Que sea enhorabuena.

Penélope Cruz

Es una de nuestras actrices más internacionales y sobre quien me preguntaron, hace escasas fechas, si la encontraba hermosa. Recordé a la muchacha que participó en el programa del Sr. Fradejas, hace ya muchos años, la chica que siempre buscó la fama, el glamour y el éxito, y que lo consiguió finalmente; desde aquí, nuestra más sincera enhorabuena. Pero su belleza y elegancia actuales, son el fruto de un minucioso estudio y una labora acertada de los cirujanos. Comparen las imágenes y díganmelo.

Newcrest

 

Era la madrugada del día 7 de febrero de 1983. El temporal del Noroeste arreciaba en el Cantábrico. Casi en la bocana de El Musel estaba a punto de terminar el plácido viaje del ‘Newcrest’, un carguero de pabellón liberiano, que venía remolcado desde el puerto inglés de Falmouth. Su destino era, inicialmente, el puerto de Avilés, donde se iba a mantener a la espera para entrar, luego, en San Esteban de Pravia para ser desguazado. La ría avilesina estaba cerrada y se optó por El Musel como puerto de abrigo. A las tres y media de la mañana rompieron las amarras y el buque, a la deriva y sin tripulación, fue a estrellarse de babor contra el acantilado del cerro de Santa Catalina. Sus restos formaron parte del paisaje de todo aquel entorno durante casi un año, tiempo que duró su desguace a pie de mar, seguido casi en directo por centenares de gijoneses. No fue el primer incidente en la costa gijonesa, ni sería el último. Años más tarde llegaría el episodio del ‘Castillo de Salas’, del ‘Vakis Tsakiroglou’ e, incluso, del ‘Grand Felicity’, que se ‘escapó’ de El Musel para ir a estrellarse en el cabo de San Lorenzo. Con todo, el ‘Newcrest’ sí fue el primer embarrancamiento de la democracia.
Destrozado por las olas
Fue una noche muy larga para los profesionales de El Musel y para la autoridad marítima. El remolcador ‘Faneca’ que arrastraba el buque desde costas inglesas no pudo controlar la situación y, una vez rotos los amarres, fue imposible reconducir el barco, que quedó totalmente a la deriva. Se intentó subir a bordo, pero el fuerte oleaje obligó a descartar esa posibilidad. El carguero, sin tripulación, recorrió en pocos minutos la distancia entre la bocana de El Musel y el cerro de Santa Catalina y fue a estrellarse contra la zona conocida como ‘el Apagaderu’, en el Fuerte Viejo, a unos 200 metros de la piedra ‘El Cuervu’, muy cerca del inicio del muelle de Lequerique.
El ‘Newcrest’ era un carguero de considerables dimensiones. Botado en el año 1959 en Belfast (Irlanda del Norte), tenía 147,33 metros de eslora, 19,13 metros de manga, 8.537 toneladas de registro bruto y 12.534 toneladas de peso muerto. Un problema importante si se tiene en cuenta que, casi desde el primer momento, quedó más que claro que habría que desguazarlo en el lugar del naufragio. El temporal había castigado su casco de tal manera que se hacía inviable la posibilidad de intentar reflotarlo, aunque sólo fuera para trasladarlo hasta El Musel. A ello, se añadía la preocupación por una posible contaminación por combustible. En los tanques del barco se calculaba que habría entre 20 y 30 toneladas, cantidad pequeña al navegar el carguero remolcado. Desde el Ayuntamiento de Gijón se tomaron desde el primer momento todas las medidas correctoras y aunque aparecieron algunas pequeñas manchas, la contaminación no fue muy importante.
Meses de trabajos
Empezó, entonces, una carrera entre las autoridades municipales para tratar de desguazar el buque cuanto antes. El día 22 de febrero, apenas dos semanas después del embarrancamiento, la Comisión Municipal Permanente adjudicaba el desguace en el mismo lugar del accidente a Desguaces Heme. El plazo, cuatro meses. Se tenía especial interés en dejar la zona limpia antes de que comenzara la temporada de baños. La realidad fue mucho más compleja. El buque seguía sufriendo los rigores del oleaje y cada vez estaba más destrozado. Parte de la chatarra extraída, no sin pocas dificultades, se iba almacenando en el cerro para transportarla, luego, en camiones.
De todas forma, llegado ya el verano, el 24 de junio, aún trataban de sacar los restos del carguero con una grúa instalada en el cerro de Santa Catalina. La dificultad era evidente porque la distancia al casco, unos 70 metros, hacía inviable subir piezas de gran tonelaje. Se habló de trabajar con una grúa instalada en una pontona de más de 50 metros de larga por 30 de ancha. La iniciativa se descartó porque no era técnicamente posible. Con todo, el puente, la chimenea y la cubierta ya estaban en tierra, pero quedaba mucho barco aún en la mar, sobre todo la ‘zapatilla’, una parte del cigüeñal y la hélice.
Había pasado ya la temporada fuerte de verano y, a principios de setiembre, el Ayuntamiento de Gijón, que entonces presidía el socialista José Manuel Palacio, reconocía que aún quedaban en la mar unas 1.400 toneladas del buque. No había forma de desguazarlo sin asumir muchos riesgos y llegó a ponerse sobre la mesa la posibilidad de dinamitar los restos. Como el caso de la pontona, también se descartó. Los restos del ‘Newcrest’ fueron sacados casi con cuentagotas durante ese otoño y el buque pasó a la historia, aunque nadie descarta que parte de su ‘zapatilla’ siga formando parte del paisaje submarino de los acantilados del cerro. ( Texto diario El Comercio en 2008, 25 aniversario )