Archive for the 'Fotografía' Category

Mireia Canalda

La modelo y presentadora, en la imagen a la derecha, aparece tal y como vino al mundo, aunque desde la discreción propia de la red social y de este medio, humilde pero respetuoso con la intimidad, y acompañada por una amiga que luce algo más de carne sobre su esqueleto. Personalmente las mujeres excesivamente delgadas no me resultan atractivas, sin significar que uno es admirador de Rubens; las modelos más en boga, seleccionadas por modistos homosexuales, suelen responder a un perfil más andrógino, con tallas imposibles; uno recuerda aún con agrado la silueta de Claudia Schiffer, especialmente en sus últimos años como profesional. En todo caso, y a la vista de la imagen, sería poner remilgos no admirar, sin condicionamientos, la belleza y juventud de estas dos mujeres, la presentadora y su ignota amiga.

Adriana Abenia

Ni tan siquiera tengo demasiada idea de quien es la bella muchacha que despierta de tal guisa a sus seguidores de Instagram, pero no me importaría empezar el día con una instantánea tan reconfortante y sugerente, como la de esa extremidad inferior izquierda discurriendo a lo largo de la sábana, más allá de donde pierde su casto nombre la espalda. Me resití a publicar otra instantánea similar de Alba Carrillo, y es que, desde mi punto de vista, las comparaciones son odiosas, más allá de la natural belleza que la madre natura otorgó a cada una de las féminas. En todo caso, escoger entre lo bueno y lo mejor, puede resultar verdaderamente difícil, sobre todo si, como sucede muchas veces, lo primero supera a lo segundo. Buen día.

Marqués de San Esteban

La instantánea recoge el final de la calle Marqués de San Esteban en Gijón hacia el años 1.955, fecha próxima a la que Alejandro Pumarino vio por vez primera la luz en este Gijón del alma. Recuerdo esa zona, próxima a los astilleros, casi como marginal, tan alejada del área de ambiente nocturno en Gijón que supone en la actualidad, y con un aspecto parecido al de la fotografía, con la calzada empedrada y las vías, no recogidas en la imagen, llenas de barro y suciedad de la industria naval vecina. En el fondo, y aunque cualquier tiempo pasado no fue mejor, echa uno de menos ciertas cualidades de aquel tiempo lejano, más entrañable y próximo, y sobre todo en algunas zonas de la villa, en las que la actual moda de consumir sustancias psicotrópicas y un buenismo social de difícil explicación, transforman el ocio en una aventura que puede terminar resultando peligrosa.

Furadouro

Furadouro, Semana Santa hace diez años.

El Muelle

A veces, la mar golpea el puerto de esta guisa, de la que hemos tenido ocasión de ver pocas veces. La foto es antigua, cuando el edificio visible existía (creo que llegó incluso a haber un bar) y las grúas desaparecidas me trasladan a una infancia excesivamente lejana.

Monforte de Lemos

El pueblo de referencia, hace más de una década.

¿Adivinan quienes son?

Sí, avezados y escasos lectores, seguro que conocen a la señorita de la imagen superior; es Penélope Cruz, hace algunos años, en una toma que evidencia la posibilidad de que cualquiera pueda llegar a pasear con estilo, belleza y elegancia por una alfombra roja; basta un poco de cirugía plástica, un bastante de Photoshop, la visita a un estomatólgo especializado en estética y media docena de lecciones sobre como lucir palmito sin morir en el intento. La de abajo es Julia Otero, aunque no lo parezca tampoco, y menos cuando la periodista lució sonrisa Profidén por diferentes medios, vendiendo su fichaje como el de un astro del deporte rey. Me lamaron la atención estas dos instantáneas entre otras muchas, publicadas en un medio digital. Por lo menos, parecen invitar a la reflexión, a esa que permite concluir que todos somos normales, salvo las imágenes de cartón piedra que vende la industria cinematográfica, capaz de ponerse en escena a sí misma, en un decorado más falso que el cartón piedra de sus películas.


octubre 2017
L M X J V S D
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 383 seguidores