Archive for the 'Uncategorized' Category

Hoy follo mañana a juicio

Revienta el ánimo saber que el lema «Hoy follo, mañana a juicio» se estampa en camisetas para fiestas universitarias. Ha sido en Valencia, en un botellón multitudinario con 25.000 entradas organizado por una empresa privada. Lo reproduzco porque aquí no hay lugar para el humor, ni siquiera para una media sonrisa intergeneracional, ni para el pasotismo, ni para la indolencia. Aquí estamos asistiendo a una apología pública de la violación, convertida en motivo popular de chanza colectiva. «Hoy follo, mañana a juicio». Y una foto en la red del grupo de amiguetes, con sus cubalitros en la mano, enlazados por los hombros, posando para la posteridad de la idiotez, la crueldad física y la hediondez moral. ¿Por qué van a ir a juicio «mañana», si no es por haber mantenido relaciones sexuales sin el consentimiento de sus víctimas? Pues así estuvo la fiesta valenciana, con sus buenas paellas y sus facultades representadas por sus camisetas, como es el caso de Medicina —«Médico de buena fama, mejor aún en la cama»–, Odontología –«Si te pillo, te cepillo»- o Ingeniería Aeroespacial –«En tu ojete, mi cohete»-, un grado de la Politécnica de Valencia, convirtiendo a la mujer no ya en objeto de la sexualidad pública, que también, sino en trabajadora sexual, en una prostituta al alcance de todos: «Si quieres trabajo, cómeme lo de abajo», se podía leer en otra camiseta. O sea: todas las chavalas universitarias que estudian en Valencia, según los hacedores de los lemas de estas camisetas, cuando acaben sus licenciaturas, o antes, tendrán que hincar rodilla en tierra para poder acceder a cualquier puesto de trabajo.

La banalización del sexo es casi tan peligrosa como la de la bebida, sobre la que comentamos en este mismo espacio anteriormente. No es casualidad la imagen del ayuntamiento navarro en la entrada, pues los pasados sanfermines, un grupo de cinco jóvenes abusó, supuestamente, de una muchacha, que sostuvo relaciones con todos ellos, al parecer, no consentidas. La versión de los muchachos, no más creíble, es que, lejos de ser forzada, se ofreció a mantener sexo con ellos y con más si venían, en una especie de Magaluf navarro remojado en cubalitros de alcohol difícilmente bebible. La meta de la fista no es la diversión, sino la borrachera, del mismo modo que la finalidad del sexo no es disfrutarlo, sino anotar sus resultados como en un partido de fútbol o de baloncesto, en el que se suman más puntos si se juega fuera de casa. Noto que me hago exceisvamente mayor porque todavía no alcancé el desencanto que pueda conducirme a emborracharme antes de haber pisado la calle, a sufrir los decibelios en locales donde es imposible la comunicación verbal; esos sitios que embotan los sentidos hasta para quienes pretenden desinfectar sus heridas, solos en la madrugada, en el fondo de un vaso vacío.

Toxo

Este primero de Mayo es el último que pasará el líder sindical al frente de Comisiones; acertadamente decide su jubilación a la edad de sesenta y cuatro años y procediendo del franquismo como activista de la organización. En 1.972 ya fue condenado a cinco años de cárcel por la Hulega de los astilleros de Ferrol, en la que fallecieron cinco trabajadores, y vivió en la clandestinididad hasta 1.977. Desde entonces, forma parte activa de CCOO, lo que significa que lleva enganchado más de cuarenta años al carro de la actividad sindical, que últimamente resultó gratificante, compartiendo con su homólogo de UGT estupendas comidas así como un envidiable nivel de vida durante los últimos años. Este pasado primero de Mayo se apuntó al carro de “combatir la corrupción galopante del PP”, posiblemente porque el discurso de los sindicatos está tan manido como desfasado, y se recurre a la política con minúsculas, identificando corrupción con PP y vendiendo la imagen de los delincuentes como la de la formación a la que pertenecen.

Sr. Toxo: En primer lugar entiendo que debería de hablar vd. de asuntos sindicales -los suyos- más que políticos; en segundo me parece que la corrupción es un delito tipificado en el código penal que los jueces y la fiscalía persiguen de oficio en un país democrático, como el nuestro, como queda demostrado por la detención de incontables miembros del partido en el gobierno, como ejemplo de salud democrática. Por otro lado, lidera vd. una formación, hermana de UGT, que estafó a miles de trabajdores que confiaron en un sindicato para acceder de forma más económica a una vivienda; estafa que fue quedando diluida en el olvido sin que la mayoría de los cooperativistas recuperasen nunca su dinero. Finalmente, le recuerdo que el partido con mayor volumen de dinero implicado en corrupción es el Partido Socialista Obrero Español, que vd. olvidó en su discurso, del mismo modo que pasó de puntillas con la incipiente, pero objetiva, que interesa la formación morada, con empresas creadas a destiempo, becas que no se cumplen y dinero ingresado en una cuenta personal del Sr. Iglesias en un paraíso fiscal. Con los datos objetivos que le facilito, debería hacer vd. lo que la Sra. Aguirre le dijo en su día a Gallardón: Estar calladito, no meterse en una política que no es cuestión suya, y abandonar la actividad haciendo un discreto mutis por foro izquierda. La militancia y la historia se lo agradecerán.

Pechonalidad

La chica de la fotografía, que responde por Martina, abandona su profesión de azafata para ser modelo, modelo de pechos grandes queremos decir, y resulta obvio a simple vista. Su pareja, expiloto, parece ser que abandonó los controles de la aeronave por ejercer como “manager” de la muchacha, que, aunque no está nada mal, no termina de agradar con semejante delantera; cada una de las defensas pesa sobre los tres kilos y pretende alcanzar los cinco, inyectándose sucesivamente suero fisiológico a través de cierto sistema que desconozco.

En Estados Unidos todo es a lo grande, desde los rascacielos a las pantallas del cine, los desiertos e incluso los melones -no frutales- de la modelo propuesta. No me parecen estéticos, ni llaman la atención más que como anécdota de gusto dudoso, pero no todo va a ser política en este espacio. Eso sí, espero que la próxima instantánea sea de más gusto e incluso disparada por el propio Pumarino.

Ada Colau expedienta a un guardia urbano por llevar una muñequera de España

No es infrecuente, menos entre los miebros de cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, ver lucir la enseña nacional en pulseras, relojes o, como sucede en el caso de Barcelona, la estelada en el arma reglamentaria.

Dª Ada Colau no hizo absolutamente nada por cambiar el despropósito de sancionar a quienes rotulen sus negocios exclusivamente en español, lengua oficial del Estado -me pregunto como puede ser motivo de denuncia la utilización de mi lengua en mi propio país-, pero en este caso, apoyó una denuncia al agente que lucía la bandera española, que al parecer, lucía “ostentosamente” lo cual supone “un perjuicio” para la imagen del cuerpo. Mejor se hubiese ocupado de retirar las esteladas que llevan muchos números de la policía local y autonómica en el arma, claro que tratándose de un símbolo catalán, no representan “perjuicio” alguno.

Establece la Constitución que una supuesta independencia catalana debería ser votada por todos los españoles, y ya se comentó en este mismo espacio cual sería el resultado de una supuesta consulta. Mientras la mayoría de catalanes -hay pocos que hacen mucho ruido- probablemente apoyaría la permanencia de su autonomía en el seno de nuestra nación, es más que probable que el resto de ciudadanos de este país deseásemos una Cataluña libre e independiente, fuera lógicamente, del euro, con una liga propia en la que Messi se enfrentase al Granollers y convertida en la primera república bananera del Mediterráneo, con un Artur Mas al frente, enarbolando la bandera de la libertad.

¿Que se muera?

Adrián es un niño de ocho años, enfermo de cáncer y que dice ser aficionado a los toros. A los niños se les consiente todo, bueno, casi todo; los sueños de los chiquillos son inofensivos y los adultos, enfrascados en asuntos que creen verdaderamente importantes, apenas les prestan atención. Aizpea y Maverick no deben ser aún mayores de edad. Son dos individuos que desean la muerte de un menor por su afición a la fiesta, de un muchacho de ocho años de edad que lucha contra una enfermedad terrible. Pertenecen a ese grupo que se alegra con la muerte de un torero, son progresistas y solidarios, depositarios de la auténtica democracia y adalides de la libertad. Sin comentarios.

Manteros. Carta a Carmena

Carmena sigue quitándole importancia a los delitos de los manteros. Decía que “necesitamos que sean las personas que están en las mantas y están haciendo estas ventas las que se acerquen a nosotros porque en el fondo la sociedad les ha echado. Si no les damos posibilidad de legalizar su situación les abocamos a la ilegalidad”, ha dicho.

Estimada Sra. Carmena:

La sociedad no ha “echado” a nadie, simplemente, los “manteros” no forman parte de ella porque se trata de emigrantes ilegales; es necesario que profundice vd. en el término “ilegal” que, en su calidad de Magistrada, sabe perfectamente lo que significa. Convertir en “legal” su situación, equivale a admitir como ciudadano de la Unión Europea a todo aquel que sea capaz de arribar a nuestras costas, sea en patera, a nado o en yate de lujo, algo con lo que nuestros socios no van a estar muy de acuerdo y si no, pregunte vd. a franceses o alemanes, países en los que la derecha xenófoba y radical está alcanzando los primeros puestos en unas elecciones democráticas. El buenismo, querida alcaldesa, no soluciona los problemas, que como vd. misma señala en otro párrafo no reproducido de sus declaraciones, no se encuentra en los individuos, sino en las organizaciones mafiosas que les facilitan el material “pirata” que ofrecen a bajo precio en las calles. Claro que esa será una labor difícil, especialmente en un país como España en el que el precio del delito es extremadamente barato.

Tristemente, estimada alcaldesa, no podemos acoger la totalidad de personas que pretenden alcanzar una vida mejor en territorio europeo; se hace más imprescindible que necesaria una regulación, y en dicho término va implícita una prohibición, vocablo del que huyen como de la peste todos los progresistas militantes, aunque lo único que un servidor les ha visto hacer a ustedes en las pocas áreas de poder que han alcanzado, es prohibir, eso sí, en nombre de la libertad.

Atentamente:

 

Alejandro Pumarino

Kim Jong-Un

Kim Jong-Un ejecutó a su viceprimer ministro por mantener una “actitud negativa” durante una reunión. Esta circunstancia convirtió al político norcoerano en contrarrevolucionario, motivo por el que en dicho país, se condena a muerte, ejecutándose la pena en una brevedad meritoria.

Pese a que nos contasen que el joven dictador es una suerte de padre para cada uno de los ciudadanos de su país, el número de fusilados durante su régimen permite dudar razonablemente de tal condición considerando el número de parricidios que habría cometido este líder supremo.

Pese a su carácter comunista, algo tiene la política de Corea del Norte que aleja a nuestro progresismo militante de sus posturas; seguro que no se debe al carácter totalitario del régimen, pues el apoyo a países como Cuba o Venezuela, en los que se encarcela a los disidentes con el régimen políticamente correcto, es público y notorio. Uno, ignorante de los entresijos y condiciones que requiere uno para adquirir la condición de solidario y comprometido, no es proclive a defender los principios del dictador asiático, pero tampoco los de personajes -patéticos si no fuese por el número de muertos que cargan sus espaldas- como Maduro, Chávez o los hermanos Castro. Luego en el debate del día a día, escucha cosas como que la isla caribeña es el ejemplo de la revolución y el triunfo del pueblo, y se aferra cada vez más, a esta vieja piel de toro en el que los políticos -hayan pertenecido o no, al régimen anterior- se someten a elecciones periódicas y tiene uno la libertad de andar por la calle -o por estos espacios cibernéticos- y decir lo que le venga en gana.