Posts Tagged 'Fanatismo'

La muerte está enfrente

El pasado mes fue el aniversario del desembarco en Normandía y con tal motivo, la red “Flickr” publicó varios centenares de fotografías inéditas de diferentes orígenes correspondientes a aquella efeméride. La primera instantánea muestra la imagen del interior de una barcaza, antes de llegar a la entonces llamada playa de Omaha, donde la mayor parte de sus ocupantes encontrarían la muerte, la muerte siempre absurda de una guerra que, como todas, también lo fue.

No hace muchos años paseé por aquellas playas y me conmovió el silencio de sus cementerios, cuajados de cruces blancas, donde descansan para siempre los restos de jóvenes que no pudieron dejar de serlo por el capricho megalómano de los dirigentes, o por oscuros intereses económicos de quienes nunca mueren en los campos de batalla.

De banderas

Parece ser que se pide la dimisión de un condejal sevillano por el “Tweet” anterior, en el que defendía la bandera preconstitucional -o franquista- en los términos perfectamente legibles en la imagen que ilustra nuestra entrada de hoy.

No cuestiono las solicitudes, seguramente razonadas y razonables, de conspicuos progresistas -y no tanto- sobre la dimisión del edil sevillano, pero ello me obliga a preguntarme, ¿cuantas dimisiones de concejales, alcaldes, diputados y otros cargos políticos de distintas formaciones deberíamos pedir por haber ondeado la bandera republicana, igualmente preconsitucional e ilegal?.

Tal vez no falte quien me recuerde que la tricolor evoca un tiempo mejor que los cuarenta años de dictadura franquista, y tiene razón en parte. Efectivamente, tras el golpe militar es cierto que se produjeron detenciones -y asesinatos- por cuestiones políticas, tan verdadero como que resurgió la economía, se creó la Seguridad social (muchos piensan que fue obra del Sr. González, pero el andaluz, que mejoró mucho la institución, ya la encontró inventada y funcionando), nacieron las pensiones no contributivas (tampoco fueron obra del socialismo, que se limitó a actualizar el reglamento, mendiante una pésima traducción de las tablas americanas para la determinación del grado de discapacidad en 1.984, en las que ni siquiera los socialistas se molestaron en pasar las medidas de pulgadas a centímetros, está ahí para que lo lean ustedes) y se universalizó la educación en todos los ámbitos sociales. Y no es menos cierto que la Segunda República fue corrupta, facilitó intrigas y crímenes y no resultó  modelo político ni para España ni para nadie.

Y, vamos a recordrlo, actualmente España tiene una bandera bicolor, con un origen muy anterior al franquismo, aunque parece que haya gente a la que se le ha olvidado, y que lucen, como el Sr. Puigdemont, la enseña aragonesa, de la que se apropiaron los catalanes, que nunca fueron reino, a diferencia de los maños.

En fin que uno, en su ignorancia, entiende el motivo por el que a nuestros actuales dirigentes les ineresa la ignorancia en la población: La manipulación y el maniqueísmo, a la orden del día, resultan extremadamente más sencillos.

Y como colofón: Sepan vds., queridos y escasos lectores, que Alejandro Pumarino “pasa” ampliamente de banderas, grímpolas y gallardetes.

Miren Gaztañaga

Miren bien la fotografía que ilustra nuestra entrada de hoy; es la actriz vasca Miren Gaztañaga quien,en una entrevista concedida a la ETB afirmó que los españoles, se supone que los no vascos, claro, son “culturalmente atrasados, al verlos me viene la imagen de un cateto” (sic). Estrena película, “El Guardían Invisible”, de forma que esos españoles catetos e incultos, tienen la oportunidad de agradecer a la Sra. Gaztañaga sus sabias afirmaciones en defensa de un independentismo aldeanista y excluyente que busca la confrontación en vez de la diferencia, pese a sus limitaciones intelectuales. Los rasgos diferenciales de los pueblos y culturas resultan enriquecedores a través del intercambio y el conocimiento; eso no puede suceder con los vascos, quienes han alcanzando la cima de la evolución y el desarrollo, como evidencian las condescendientes declaraciones de esta intérprete nacionalista. Para enmarcar.

Más hipocresía política: Ramón Espinar

Pocos días antes de las pasadas elecciones generales, el podemita de turno tuiteó una supuesta felicitación para los musulmanes, cuajada de errores (el Ramadán comienza para numerosos musulmanes, no éstos empiezan el Ramadán) y faltando a los principios postulados por el propio político cuando defendió a ultranza la laicidad del Estado.

Efectivamente, que socialmente nos definamos dentro de la laicidad no excluye la libertad religiosa, ni las creencias que profesen nuestros representantes, ni tampoco, y por supuesto, el derecho individual de cada uno, de defender su fe o alegrarse de los eventos de otras creencias. Lo que me llama la atención del Sr. Espinar, es que no felicite a los cristianos por la Navidad, ni a los judíos o los budistas por sus celebraciones respectivas. Correligionarios de D. Ramón se despelotaron en un acto cristiano -una misa- como forma de protesta -según ellos- contra la fe cristiana -ignora uno el daño ocasionado por esta religión al personal en cuestión- que, a la vez, felicita a los musulmanes. ¿Miedo?. ¿Captación de votos?. Permaneceremos en el sombrío espacio de la ignorancia hasta el fin de los días; no faltaron conspicuos de la formación morada que calificaron este tipo de actos de defensa de la “multiculturalidad”. Se conoce que el cristianismo no es vehículo de cultura, tradición, conocimiento o filosofía y los practicantes de la Yihad representan el progresismo militante del Islam moderado, mereciendo el reconocimiento de los suyos en una Europa decandente. Lamentable.

De banderas

Las banderas “no nacionales” de territorios “conflictivos”, no podrán ondear en el próximo festival de Eurovisión; entre ellas, junto a la de Daesh, se situó la “ikurriña”, ocasionando un monumental cabreo al personal, al vasco, quiero decir.

El Sr. Urkullu, ercitando la hipocresía más ruin, pide que España no acuda al evento por la ofensa, o supuesta ofensa, a su territorio, contraviniendo sus propias ideas, pues, al fin y al cabo, ¿entiende D. Iñigo que el territorio vasco forma parte del estado Español?. Si defiende justamente lo contrario, no tiene sentido que un país “extranjero” deje de acudir al concurso por una cuestión de su propia “nación”.

Este tipo de estupideces, más abundantes en Cataluña y en Vascongadas que en Galicia, deberían verse atajadas de forma más firme por parte del Estado, de la misma forma que se llama la atención en una comunidad de vecinos a quien sostiene la música con excesivo volumen a las cuatro de la madrugada. Y como la forma más eficaz del convencimiento es aquella que rasca la cartera, nada mejor que sancionar ayuntamientos que no luzcan en su fachada la enseña nacional, además de la autonómica, por supuesto, y toda vez que estamos hablando de banderas; sería un sistema estupendo para que el pueblo “entendiese” la necesidad de cumplir las normas y acatar las sentencias de los tribunales.

Poco le servirá al dirigente vasco el semblante de reina ofendida, poco porque no dispone de suficiente tierra para tapar las mil muertes de los que meneaban el árbol para que otros cogiesen las nueces, y porque más allá de los Pirineos no se considera a Otegi hombre de paz, ni cuenta el número de cadáveres para ser más o menos asesino. Equipararon a Euskadi con los Yihadistas y abuchearon a Otegi en el Parlamento Europeo; puede que sea hora de colocar a cada cual en su sitio, empezando, por supuesto, con los asesinos.

Lecciones de democracia

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha señalado hoy que “sin personas como Arnaldo Otegi no habría paz” aunque le gustaría que la izquierda abertzale “fuera más contundente a la hora de pedir perdón”. Sobre el derecho a decidir en Navarra y una posible anexión a la Comunidad Autónoma Vasca, ha sostenido que “entiende” que “el futuro de Navarra y su relación con el País Vasco la tendrán que decidir las navarras y los navarros“.

Quedo sorprendido por las declaraciones recientes de nuestro líder mesiánico, a quien considero persona notablemente más culta y más formada que quien suscribe, especialmente en historia o en política; sin embargo, y tal vez porque, como él mismo dice, cabalga sobre sus contradicciones, entiendo imprescindibles un par de aclaraciones.

Hasta donde uno conoce, ETA no pidió perdón por sus crímenes y en todo caso, ello no eximiría del cumplimiento de las penas a los delincuentes. Tal vez D. Pablo recurre al doble lenguaje porque declaró no haber afirmado nunca que la violencia de ETA tenía justificaciones política y es cierto; en el vídeo -que cualquiera de ustedes puede ver en “youtube”- lo que afirma el líder morado es que los asesinatos tenía una “explicación” política. Ahí es nada. Nunca “jusitificó” los asesinatos pero los “explicó”; comprendo mi ignorancia y la delicadeza semántica que acompaña cada manifestación del Sr. Iglesias, pero también tengo la sensación de que se paseó por el filo de la navaja en su incansable búsqueda de convertirse en una formación transversal, haciendo guiños a ETA, a IU, a PSOE y a quien sea necesario para alcanzar el poder. Y respecto a Otegi, no cabe ninguna duda… de que participó en atentados de ETA, al margen de los puestos políticos que haya desempeñado, y un componente de cualquier comando etarra no me parece la persona idónea para calificarla como “hombre de paz”, extremo propio de nuestro D. José Luis, el leonés errante, expresidente del gobierno.
Distinto tratamiento merece el asunto navarro; a D. Pablo no se le escapa que, por ejemplo, en una comunidad de vecinos, hay decisiones que se toman por mayoría simple y otras para las que es necesaria la totalidad de los votos; así, la reforma de la fachada en sus elementos decorativos, es competencia de todos los comuneros, no siendo uno solo de ellos -ni mucho menos- suficiente para acometer ese tipo de cambio. Si la familia del cuarto izquierda, con tres votos a favor de la abuela, el padre y el hijo mayor contra dos de la madre y la hija pequeña, ganan democráticamente la decisión de pintar de color rosa su fragmento de fachada, no pueden hacerlo, porque para ello es necesaria la totalidad de los vecinos. Pues, aunque le pese a D. Pablo, Navarra, o Cataluña, no será lo que decidan los navarros o los catalanes, porque forman parte de mi nación, de mi país, y por lo tanto, será cuestión de consultar democráticamente a todos los españoles. Lo malo, como ya indiqué antes en este mismo espacio, es que probablemente, en Cataluña el resultado de la consulta arroje un no contra la independencia, pero tal vez el resto de ciudadanos de este país, hartos de tanta falta de respeto, del victimismo y de la ruindad política, pensemos que están mejor fuera de nuestra gran comunidad.
Lo que sorprende es que el Sr. Iglesias no lo sepa… o no lo quiera saber.

Epifanía

Como él mismo explica en un artículo en su blog, David Fernández es uno de los artistas que ha participado en la polémica cabalgata de Reyes Magos que ha recorrido las calles de Madrid este martes: “Creo que me toca ponerme un traje peludo y agitar los brazos a ritmo de pachanga Jajajajaaaa”, escribe.

Lo curioso es que en el mismo el propio Fernández explica lo que para él suponen esta fiesta: “Aborrecemos a los Reyes Magos y lo que representan, nunca pondríamos nuestras herramientas al servicio de un evento casposo como este”, dice sin dar el más mínimo rodeo para después aclarar que “nuestra sociedad está cambiando y hay determinados huecos y tareas que requieren de nuestras habilidades, y si hay que apechugar, se apechuga”. Eso sí, un poco más adelante aclara que no lo hace por amor al arte sino “cobrando, por supuesto”, lo que no excluye que su participación demuestre “el compromiso radical (y aquí hablo en mi nombre) con nuestro trabajo y nuestra idea de una sociedad mejor”“.

Estas declaraciones del Sr. Fernández ponen de manifiesto dos hechs objetivos elementales: El primero, que fue contratado por la Sra. Carmena tanto con relación a su arte, como por su concepto ideológico de la Epifanía, o dicho con otros términos; para la celebración de una fiesta que no se comparte, parece lógico elegir organizadores que piensen de forma similar. El segundo hecho, mucho más relevante, es que el pseudoprogresismo no defiende la libertad -en ese caso se toleraría que quien así lo desease, siguiese con la tradición- sino la imposición del laicismo como otra religión, bastante más estricta, por cierto, que otras muchas confesiones. La injerencia en un acto de connotación social y raíces cristianas por parte de la autoridad competente, autoerigida en organizadora de como debe celebrarse el evento desde el agnosticismo imperante, contrasta con la indulgencia hacia otras confesiones religiosas, no conociendo quien suscribe, ningún tipo de comentario, salvo el llevado a cabo por el Sr. Zapata -quien defendía eso de poder meter a quinientos judíos en el cenicero de un automóvil- quien acudió con todo respeto a la tradición a la “fiesta del fin del ayuno”, o terminación del “Ramadán”. ¿Merecen los cristianos el mismo respeto que los musulmanes?. Parece que no, y eso es una discriminación difícilmente asumible por quienes se autodefinen como adalides de la libertad y terminan por interpretar que el laicismo consiste en perseguir las ideas de los católicos o restar carácter religioso a fechas que llevan dos mil años señaladas en el calendario como festividad cristiana. Me suena que la Sra. Carmen no acudió a su despacho el día de Navidad…

 

P.D.:

La instantánea recoge uno de los elementos de la cuestionada cabalgata madrileña. Los dragones y serpientes chinos, con su colorido y movimiento, forman parte de otro tipo de celebraciones, su presencia en la cablagata de Reyes para proporcionar multiculturalidad al evento no me parece adecuada. Admiro a Velázquez y a Pink Floyd, pero jamás admitiría una interpretación de The Wall frente a las Meninas.


agosto 2017
L M X J V S D
« Jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Top Clicks

  • Ninguna

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 383 seguidores