Posts Tagged 'Política'

No a la violencia

La imagen se corresponde con el Sr. Fernando Barredo, meimbro de Podemos en Castilla La Mancha, que fue brutalmente golpeado al salir de su domicilio por parte de un individuo quien, al parecer, lo abordó sin previo aviso.

La agresión física no tiene nuna justificación alguna, en ningún caso, y desde este espacio se condena firmemente el hecho, fuese por motivos políticos o personales, tanto da.

Sin embargo, uno se pregunta si sería tan firme la crítica en caso de que el lesionado hubiese tenido otra filiación ideológica. Reucerdo perfectamente el calificativo de jarabe democrático que dio el Sr. Iglesias al escrache sufrido por Doña Cristina Cifuentes, que pasó automáticamente a ser un acto fascista cuando el interesado era afín a su partido. Tal vez mereciese el Sr. Barredo, por parte de D. Pablo, otra consideración diferente, en la línea de transgresora provocación que suele ofrecernos el mesiánico lider morado.

Monedero Plus

En línea con su jefe de filas, ejemplificando el funcionamiento democrático interno de la formación morada, el sr. Monedero afirma que Leopoldo López, “echa gasolina al fuego” en Venezuela. Lean vds. la entrada de ayer…

El coño insumiso

Piden 3.000 euros de multa para los responsables de la procesión del “coño insumiso”, burla de poco pelo de los pasos católicos de nuestra Semana Santa. Obra y gracia, en este caso, del progresismo militante, que desprecia todo lo que no comulgue -perdón- con el ideario políticamente correcto, que induce a la mofa de la tradición cristiana y subvenciona el Islam -confesión paradigma de la libertad- al que considera multiculturalidad, en uno de los ejercicios de hipocresía política y social, propios de las formaciones emergentes, tristemente condenadas a vivir en la transgresión absurda de todo lo que se etiqueta ideológicamente incorrecto.

Diseño machista

La marca blanca de Podemos en Getafe ha propuesto al gobierno municipal que estudie el diseño de las calles y edificios de la localidad porque creen que “el machismo estructura las ciudades“. Tras esa conclusión, aseguran que “las mujeres no pueden habitar en libertad en las ciudades porque no son consideradas miembros plenos”.

La portavoz de Ahora Getafe, Marta Esteban, ha firmado la proposición de su grupo en la que condenan que el urbanismo y la forma en la que se distribuyen las urbes es machista. La formación local afirma que “las mujeres no pueden habitar con libertad en las ciudades porque no son consideradas miembros plenos”.

“El diseño de las ciudades y su reparto de espacios no son inocentes en absoluto, sino que encajan perfectamente en las desigualdades existentes y las discriminaciones como es el caso del machismo que estructura nuestras ciudades”, reza el documento. De esta forma Podemos le pide al gobierno de la socialista Sara Hernández un “nuevo protocolo de actuación” para evitar las agresiones machistas con el urbanismo de las ciudades.

Babayada Plus. Sin comentarios.

 

Paloma Adrados

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta, criticaron sin piedad durante el World Pride a la presidenta de la Cámara autonómica, Paloma Adrados, a la que llamaron “la loca esa” y “orca desencajada”.

Llueve sobre mojado, toda vez que el Secretario General de Podemos “azotaría” a Mariló Montero hasta que sangrase, además de hacer referencias a la vestimenta de compañeras en el Congreso. El machismo es nocivo cuando procede de “la casta” o los “fascistas”, pero redime su condición cuando nace del hombre progresista militante, tal vez por venir de serie, dotado de un espíritu puro. Pasó algo parecido con la pornografía; las películas más cutres del clásico cine “X” son motivo de debate y charla sobre feminismo, cuando la actriz es simpatizante de la formación morada.

 

Hemeroteca

No está de más el recuerdo en la hemeroteca digital de algunas actuaciones del líder morado. Piensen en ellas cuando depositen el voto en las urnas.

Orgullo

Tiene uno la sensación de que no siendo gay, se convierte en una especie de despojo social que no va con los tiempos -no es “cool” como dirían otrora nuestros vecinos trasatlánticos- una suerte de retrógrado ente primitivo que no comprende la pluralidad en las relaciones íntimas y vive anclado en el inmovilismo. En Madrid, hasta la Sra. Cifuentes hizo el “trenecito” con Carmena, no sea que un amplio colectivo se sitúe frontalmente contra una formación a la que se tacharía de homófoba automáticamente, con la misma facilidad con la que los morados tildan de fascista a quien muestre disidencia con su pensamiento, políticamente correcto.

No existe, desde mi punto de vista, marginación alguna hacia la homosexualidad y la transexualidad y desde hace ya muchos años; la creación de “ghettos”, revistas específicas, barrios concretos, es fruto de la propia actividad del colectivo y responsable del tipo de distinción que se quiera interpretar, sesgadamente, por parte de los propios interesados. En este sentido llama la atención lo sucedido en Madrid hace tres años, y publicado en este espacio, cuando los organizadores del evento prohibieron el desfile de la carroza israelí por su postura en el tema palestino; curiosamente, es el país de Medio Oriente en el que existe libertad de sexo, toda vez que sus amigos palestinos tienen la poco saludable costumbre de colgar de grúas a quienes muestren esas tendencias “desviadas”; fue el mismo año en el que dicha organización invitó a todas las formaciones políticas menos a los populares, naturalmente, pese a que ninguna de las reformas de la era Zapatero fue modificada por el gobierno conservador.

Lo cierto es que nunca entendí el motivo de sentirse orgulloso por la orientación sexual: Conozco “heteros”, gays, misóginos, bisexuales; las páginas “X” de internet se clasifican por temas de preferencias íntimas, muchas de las cuales, incluso desconozco; sería lo mismo que sentirse orgulloso de tener olfato, o dos piernas, que tanto da. Defendimos en su momento, el día del promiscuo o “putero”, con el permiso de Carmena, que busca castigar a los usuarios de sexo por pago mientras cuelga la bandera del arco iris en el Ayuntamiento. Algo no funciona bien.