Posts Tagged 'Políticos'

Más Podemos

Una de las últimas propuestas de la formación morada fue una proposición de Ley para modificar el Código Penal, en el que pide elevar las penas por todo tipo de “maltrato animal” –incluyendo tanto fauna salvaje como animales domésticos–, hasta los dos años y medio de prisión. En la práctica, esto supondría acabar con la caza y la pesca, según alertan desde estos colectivos.

No solamente por la cinegética; uno, desde el más profundo respeto a la experimentación con seres vivos, concluye que es preferible el sacrificio de perros o monos, al de seres humanos, y que, como se dice por estos pagos, los experimentos con gaseosa, y no creo que los conspicuos podemitas se ofrezcan voluntarios para sustituir a los chimpancés o a los cobayas. La solidaridad bien entendida, empieza por uno mismo

World Press Photo

La fotografía está entre las participantes en el premio del World Press Photo y muestra la dramática imagen de una mujer herida tras los atentados de Londres.

Para mi, para nosotros, tiene especial fuerza porque la víctima es uno de los nuestros, es nuestra víctima, nuestra vecina, nuestra compatriota de la Unión Europea, yaciendo por obra y gracia de un descerebrado radical que pretende imponer su fe por la violencia allá donde vaya, por bien recibido que sea en comunidades extranjeras. La víctima es nuestra, puede ser anglicana, católica o agnóstica, pero sigue siendo nuestra conciudadana, nuestra tendera, la compañera de trabajo, qué más da; alguien a quien le importarían poco los devaneos místicos de los musulmanes que esperan cuarenta vírgenes en el paraíso prometido si en este mundo, se dedican a matar infieles sin tasa, entendiendo por infiel toda persoona que ose pensar de forma diferente a la única, auténtica y verdadera fe.

He visto poco a los conspicuos del progresismo militante, preocuparse por los muertos en países tercermundistas, niños que fallecen por hambre, falta de agua y de medicinas; los vi colocar velas -ignoro la utilidad- por Aylan, cuando la estremecedora imagen dio la vuelta al mundo, pero desde entonces, el silencio cómplice es la política solidaria vigente de la izquierda comprometida. Desde los escaños del Congreso tenemos ocasión de disfrutar la actuación semanal del bufón Rufián, en quien se unen la ignorancia y la falta de respeto. Con relación a la fotografía adjunta, y a guisa de caricatura, podríamos suscribir la expresión popular, “será un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”. Sin más explicaciones.

Portavozas

D. Pablo, el líder mesiánico, ha lanzado otra campaña publicitaria mediante la deliberada utilización por parte de su pareja sentimental, del término “portavozas”, una auténtica barbaridad gramatical cuyo único fin es devolver a la formación morada la relevancia que la intención de voto le va restando. Defienden ahora la igualdad a ultranza, la igualdad por decreto ley, la igualdad por encima de la lógica más elemental del lenguaje, como es el caso y poniendo ahora el término en el lugar que ocuparon antes  la “casta” o la “trama”. Curioso, porque de los diecisiete líderes regionales que tiene Podemos, solamente cuatro son mujeres, aunque eso entra dentro de la doble vara de medir tan habitual entre el progresismo militante, mientras sus adeptos y simpatizantes, aplauden con las orejas.

Concejal de Transparencia

Efectivamente, tal es la concejalía que la que es edil la dama que aparece en la fotografía que ilustra nuestra entrada de hoy. Se conoce que el progresismo militante de Kichi, adalid de la nueva izquierda y alcalde gaditano por la gracia de su pareja sentimental, tiene especial interés en la claridad absoluta en cuentas municipales, ingresos, gastos y subvenciones de sus ediles; a tal fin nombró una rotunda concejala que hizo gala del buen nombre que tiene su departamento, saliendo de esta guisa a celebrar el famoso carnaval andaluz. Le deseamos, desde este espacio, que haya sido feliz estos días de fiesta pagana, y le aconsejamos, con toda humildad, que no se aceque por estos pagos del norte ataviada de tal modo, anque estaríamos encantados de admirar su anatomía, tendría grandes probabilidades de contraer cualquier catarro u otro tipo de enfriamiento propio de la geografía y el mes del año. Ni en verano, oiga.

“Cosificando”

El progresismo militante utiliza con experiencia y eficacia la doble vara de medir en numerosas ocasiones, con el aplauso y connivencia de sus adeptos, capaces de ver la paja en el ojo ajeno con una sospechosa facilidad. El Gran Circo de la Fórmula uno hubo de deshacerse de sus azafatas porque “denigraban” al sexo femenino, a la mujer, a la hembra o como quiera llamársele para no salir de lo políticamente correcto; supongo que no pensarán del mismo modo las muchachas que sacaban un dinero extra de esta actividad tan execrable que “cosifica” a quien la practica.

Pero, sin embargo, no sucede lo mismo con el grupo Femem, muchachas -y otras no tanto- que aparecen por sorpresa, se despelotan y, tetas al aire, portan sus soflamas en grueso texto sobre sus propios cuerpos que, por supuesto en este caso, no se consideran “cosificados” ni utilizados. Si se tratase de sostener una sombrilla o un paraguas en una carrera de bólidos, es inadmisible, pero si la cuestión es defender unas ideas -que serán, cuando menos, cuestionables- alcanzan las más altas cotas de dignidad. Ver para creer.

De Guindos

“Vergonzosa”, “desacertada”, “mala idea”, “un desprecio a las mujeres”, “una broma macabra”… así ha calificado la izquierda española el anuncio de la candidatura de Luis de Guindos . La portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, ha asegurado que la decisión “supone un desprecio a las mujeres” y pone de relieve que el Gobierno de Rajoy ha “optado por la desigualdad más absoluta”. “Lamentamos profundamente que, habiendo tantas mujeres técnicamente tan preparadas, una vez más el Gobierno de Rajoy haya hecho un desprecio a las mujeres y haya propuesto a Guindos”. 

Para las féminas del progresimo militante, el nombramiento del Sr. de Guindos es un atentado contra la igualdad de género; se conoce que la elección de una dama no sería perjudicial para el masculino como sexo, por eso de que procedemos del heteropatriarcado reclacitrante y dictatorial, y que lo relevante, no es la valía del candidato para el puesto, sino su condición de género, que nos ha de orientar antes que otras cualidades personales o porfesionales. La paridad por imposición es absurda, debiendo encontrar situaciones en las que las mujeres sean más numerosas que los hombres y viceversa, entender que esta proposiciòn ahonda en la desigualdad es tan falso como irresponsable por parte de unos políticos que deberían defender la elección del candidato más adecuado para sostener la represnetación española en instancias supranacionales.

Santisteve

El Sr. Santisteve, alcalde de Zaragoza, creo la polémica al publicar un folleto en el que se comparaba al Paracetamol con la cocaína y en el que se ofrecían instrucciones sobre el modo y manera en que determinadas sustancias psicotrópicas debían ser consumidas, verbigracia, pulverizar bien la cocaína para evitar hemorragias nasales, o hacer rayas de “speed” de menor tamaño que de farlopa; también sobre la idoneidad temporal para el consumo del cannabinol. La portada del folleto se reproduce en la instantánea que ilustra nuestra entrada de hoy y me parece tan incorrecta como su contenido. ¿Por qué el barrio?. ¿Solo se consumen drogas en los barrios?. ¿No existen acaso adictos entre las capas más altas de la sociedad?. ¿Qué tiene que ver el casco histórico con el consumo de estupefacientes?. Este “totum revolutum” ofrecido por el político progresista sirve de ejemplo sobre como solucionar los problemas de la ciudadanía mediante nuevas medidas por parte del consistorio; tengo la total seguridad de que muchos zaragozanos no conciliaban el sueño pensando si habían pulverizado suficiente los cristales de cocaína antes de pasárselos por la pituitaria, mientras otros manifestaban su honda preocupación al no saber encontrar el momento idóneo para consumir cannabis. Increíble, pero cierto; aplicable la frase atribuida a Groucho: Partiendo de la nada, hemos alcanzado las más altas cotas de la miseria.