Archive for the 'Sociedad' Category

Relación de delincuentes

Pablo Iglesias recibió fondos de Venezuela en una cuenta abierta en un banco situado en un paraíso fiscal, Monedero intentó defraudar a Hacienda por los 425.000 € que cobró de Venezuela por un informe “fantasma”. Echenique tuvo más de un año a un empleado sin dar de alta en la Seguridad Social, Errejón fue inhabilitado por cobrar sin ir a trabajar a la Universidad de Málaga, la Complutense le paga a Carolina Bescansa los trabajos que ésta realiza para Podemos. Con estos modelos, el partido no podía salir de otra manera.

Hay mucho agresor. Como el diputado Alberto Rodríguez que presume de haber sido condenado por agredir a la policía; Bódalo, en prisión por agredir a un concejal; Verstrynge, juzgado por agredir a un policía; Cañamero, condenado por desobediencia grave a la autoridad. Tienen a diputados regionales, a concejales y a líderes locales juzgados y/o condenados por agredir a policías, condenados por coacciones y por acoso, denunciados por agredir a mujeres. Hasta han hecho presidente del Parlamento Balear a un condenado por resistencia a la Guardia Civil.

Como es lógico, en el ámbito de los delitos económicos, teniendo de maestros a Iglesias, Monedero, Echenique o Errejón, también son especialistas. Lo de Ramón Espinar especulando con una vivienda de protección oficial es cosa de niños. Su líder en Tarragona cobraba el paro de forma fraudulenta. Una edil podemita de Puerto Real está imputada por estafar a los inmigrantes. El primo de Monedero, candidato al Ayuntamiento de Alicante, fugado sin pagar a sus trabajadores. El fundador de Podemos en Fuerteventura dejando 300.000 € en deudas a sus empleados y a la Seguridad Social. Ediles condenados por estafar a sus empleados, o con empresas offshore en las Islas Vírgenes. Y hasta a Celia Mayer y Carlos Sánchez Mato imputados por malversación ¡y no dimiten ni los echan! sino que encima se lo agradecen.

El asunto más desagradable está relacionado con el abuso de menores. Un candidato de Podemos al senado ha sido detenido por corrupción de menores y prostitución y el número 2 de Podemos en Castilla y León fue condenado por abusar de una niña de 5 años. El senador de Podemos por Guipúzcoa fue condenado por su pertenencia a ETA. Una concejala de Alicante condenada por injurias al Rey. Un senador de Podemos por Lanzarote investigado por posesión de drogas. La podemita presidenta del Parlamento Balear investigada por usar su cargo para beneficiar a la empresa cuyo propietario es un miembro del Consejo Ciudadano de Podemos. La alcaldesa podemita de San Fernando de Henares doblemente imputada por prevaricación. El número 13 en las listas de Kichi al ayuntamiento de Cádiz condenado a un año de prisión por amenazas

La variedad de delitos es interminable. Quien quiera más información puede buscar el hilo que tiene en Twitter la incansable @lunagalla quien relaciona ya 52 casos distintos en un listado que no para de crecer. Venían a regenerar la política y más parecen una banda de malhechores con una masa de votantes ciegos, que se niegan a admitir lo que a la vista de todos está.

Sin comentarios.

Pablo Iglesias

En unas recientes declaraciones, el ilustre líder de la oposición a la oposición y al gobierno, confunde el wahabismo, versión rigorista de los suníes, con el wasabi, conocida verde salsa picante que se consume, habitualmente, en los restaurantes orientales. El Sr. Iglesias tiene un gran dominio del tono y la imagen ante los medios, y cualquier cosa, dicha con la suficiente seriedad, seguridad y rictus de rigor, tiene cabida como expresión del conocimiento y dones que adornan al irrepetible politólogo vallecano. Le sucedió algo así con una conocida auditora, PriceWaterhouseCoopers, actualmente PwC, pese a lo que el incidente fue ocasión de menos chanzas que el “cuanto peor, mejor” de D. Mariano, que suele liarse con el pueblo, el alcalde, quien lo vota y como llega a ser edil municipal; este wasabi se le atragantó a D. Pablo, pero no fue popular, tal vez con relación a esa especial tolerancia que los seguidores del líder morado tienen con sus conspicuos, a diferencia de que suele suceder con los simpatizantes de otras formaciones.

La Generalitat

El Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat catalana emitió un comunicado en el que se solicita que se retiren de las redes sociales las instantáneas, como la que ilustra la entrada de hoy, del monarca con los niños heridos en atentado islamista, con relación al derecho a la intimidad de los menores y de sus familias. La Casa del Rey respondió que la totalidad de las imágenes fueron hechas públicas con expreso permiso de sus padres o tutores, sosteniendo de este modo, su presencia en internet.

Sorprende el excesivo celo que ciertas autoridades ponen en la monarquía, buscando fantasmas donde no existen, con tal de minar un sistema político con el que no están, al parecer, de acuerdo; no tengo conocimiento de que la imagen de Aylan fuese difundida por las redes con expreso consentimiento de sus padres, pero sirvió a la izquierda progresista y militante, para tratar de sensibilizar a la población occidental de las penurias sufridas por los inmigrantes y refugiados, islámicos, en ese caso. También llama la atención, la escasa importancia que los mismos medios políticos y de comunicación, otorgan a la hambruna que sigue asolando Africa, a los chiquillos que, diariamente y por centenares, mueren de hambre o de falta de agua. Se conoce que incluso hasta para morir y hacer un bonito cadáver, debe incluirse uno en las etnias políticamente correctas. Mientras tanto, los dirigentes catalanes, siguen en el ridículo permanente motivado en gran parte, por el odio hacia todo lo que ignoran, que no es poco.

Vilvoorde

Los holandeses son pocos, altos en general y silenciosos, ocupando un territorio en esta vieja Europa mayormente llano y lleno de bicicletas, vacas y tulipanes ofreciendo a propios y extraños, uno de los niveles de vida más altos del mundo. Parece ser que sufren, eso sí, el mal endémico en occidente a día de hoy, del islamismo radical, contra el que luchan con los escasos recursos del Estado de Derecho. Desde allí, desde el pueblo donde el imán de la mezquita de Ripoll perfeccionó su extremismo, se enviaron noticias frescas e interesantes sobre este personaje deleznable, a las fuerzas policiales españolas, noticias de las que, valga la redundancia, no hemos tenido noticia sino a través de los medios, mientras los Mossos se colgaban medallas ante la prensa internacional. El hombre de la fotografía es el alcalde de un pueblo holandés que puso en aviso a nuestros defensores de la ley y el orden sin demasiado éxito, porque una célula terorista numerosa organizó un atentado en el que su autor material, tras atropellar a más de cien personas, se bajó del vehículo y se fue tranquilamente andando, sin que se consiguiese detenerlo. Con todo el respeto por los cuerpos de seguridad del Estado, no parece una actuación como para colgarse medallas de profesionalidad, o presentarse ante el público con una pistola en la cintura.

Marta Gayá

Marta Gayá, la amiga “especial” del monarca emérito, fue retratada en Mallorca en fechas recientes, luciendo un aspecto envidiable para ser solamente siete años más jove que D. Juan Carlos.  El rey fue criticado en numerosas ocasiones por su excesiva afición a las efusiones con el sexo opuesto, lo que, en cierto modo, no es u defecto, siempre y cuando, claro, no sea uno representante de la más alta instancia del país. Cuenta en su haber con espectaculares bellezas, incluida una supuesta princesa de ojos azules y aspecto de espía británico, y con quien dice haber sido más feliz, es con esta dama, de aspecto apacible y belleza serena, sin alardes llamativos, y todo ello mientras sostiene un matrimonio de conveniencia institucional, en el que cada uno de los cónyuges hace vidas separadas. Nada diferente de lo que puede suceder en un buen número de parejas, en este país y en los demás, con la salvedad de que no se trata de sus reyes; la mujer del César, tiene que parecer buena, además de serlo y reinar -o haberlo hecho- tiene un precio que D. Juan Carlos no quiso pagar. Todavía tendremos que conocerlo como rebelde, aemás de campechano.

¿Prisión?

El Juez Andreu decretó prisión para dos de los cuatro terroristas islámicos detenidos la pasada semana, dejando el libertad bajo fianza a los otros dos. Desde el más profundo respeto a las instancias judiciales y a la acción de los Magistrados, sorprende la facilidad con la que un ciudadano de este país ingresa en prisión -preventiva- por no pagar una pensión alimenticia o por presuntos malos tratos, mientras los sospechosos de causar quince muertes en Cataluña y sembrar el terror en media Europa, son tratados con mimo exquisito, quiero no pensar que en virtud de la multiculturalidad u otra conveniencia política de calado similar.

Julián Cadman

Cuando el jueves pasado un hijo de Satanás convirtió su furgoneta en una guadaña con la que fue segando vidas inocentes por La Rambla de Barcelona, quedó tendido en el suelo el cuerpo de un pequeño niño moreno con la pierna quebrada en una posición imposible y sangrando abundantemente por la cabeza. Harry Athwal, un británico de 44 años lo vio e intentó auxiliarlo, contraviniendo las instrucciones de los policías quienes, por seguridad, le ordenaron que se se pusiera a resguardo. Pero Harry no obedeció para intentar socorrerlo, aunque enseguida notó que el pequeño no tenía pulso. Aún así se quedó a su lado llorando mientras lo acariciaba porque según dijo: “No iba a dejar a ese niño solo en medio de la calle”.

Imágenes de ese angelito las hemos visto en varios medios de comunicación, y en Twitter el injustamente censurado @VerdadesOfenden inició una campaña con el hashtag #BarcelonaChildren para intentar averiguar su estado. Su fotografía traía a la memoria la de otro niño, Aylan Kurdi, el inmigrante kurdo que apareció ahogado en una playa turca en 2015. La imagen de Aylan dio la vuelta al mundo y hasta U2 modificó la letra de una canción en su memoria. En el primer aniversario de su muerte, Pablo Iglesias organizó un homenaje en las escalinatas del Congreso de los Diputados y el padre Ángel lo convirtió en el niño Jesús del belén de la parroquia de San Antón.

Pero pese al parecido de las dos fotografías su difusión no es equiparable porque al Aylan de Barcelona lo han escondido. Las autoridades dicen que nadie debe enterarse, al ver una imagen en los medios de comunicación, de que un familiar ha sido víctima de un atentado, y que deben ser ellos, con el apoyo psicológico adecuado, los que informen. Por eso piden que no se difundan imágenes identificables hasta que lo hayan hecho. También hay quienes opinan que tampoco deben difundirse después porque causan sufrimiento a sus familiares y a las víctimas de otros atentados, haciéndoselo rememorar. Yo, como muchas asociaciones de víctimas del terrorismo, no comparto este segundo criterio. Creo que estas imágenes deben difundirse para informar y concienciar a la sociedad de la realidad a la que nos enfrentamos. Eso es hacer periodismo, contar lo que ocurre por desagradable que sea.

Pero existe un tercer grupo más numeroso que cambia de criterio en función de la bastarda utilización que puedan hacer de unas imágenes u otras. Así, cuando el muerto es un inmigrante ahogado en una playa o un palestino de Gaza, difunden la imagen hasta la extenuación, para intentar que la opinión pública se muestre favorable a la inmigración y contraria a Israel, respectivamente. En cambio si el asesinado ha sido víctima del terrorismo islamista, llenan las redes sociales con fotografías de gatitos para evitar que se vean las que muestran con crudeza la guerra a la que occidente se enfrenta. El Aylan de Barcelona ya tiene nombre, se llamaba Julian Cadman, tenía sólo siete años y doble nacionalidad británica y australiana. Paseaba con su madre cuando ambos fueron arrollados. Estaba identificado desde el principio pero había que esperar a que su padre llegara desde Australia para comunicárselo. Julian no merece menos homenajes que Aylan. Si uno se convirtió en la imagen de la lucha contra las mafias que trafican con seres humanos en el Mediterráneo, el otro debe ser símbolo de la resistencia frente al terrorismo islamista. No puede haber dos varas de medir ni dos clases de víctimas. Descansa en paz Julian, que tu muerte no sea en vano y sirva para despertar conciencias contra tus asesinos.

Tomado de OK Diario el día 23 de los corrientes.