Archive for the 'Sociedad' Category

Jordi Evole

Jordi Evole ha manipulado las imágenes obtenidas en una granja porcina convirtiendo un reportaje sobre la cría del ganado, en todo un alegato contra la empres “El Pozo”, consiguiendo que tres empresas belgas dejen de adquirir estos productos. Resulta curioso por cuanto, lejos de un análisis profundo del sector, utilizó un sensacionalismo de perfil populista que perjudica a la empresa matriz y a uno de sus mejores clientes -Mercadona- modelo en el ámbito alimentario. Seguramente los trabajadores de la cárnica no piensan como el periodista transgresor, pues serían los primeros afectados en caso de que la producción o las ventas se vean significativamente mermadas, aunque, naturlamente, esto le preocupa poco al activista de “La Sexta” con unos ingresos -no publicados- entre uno y dos millones de euros al año. Por ese dinero casi me voy a vivir con los pobres gorrinos.

“Cosificando”

El progresismo militante utiliza con experiencia y eficacia la doble vara de medir en numerosas ocasiones, con el aplauso y connivencia de sus adeptos, capaces de ver la paja en el ojo ajeno con una sospechosa facilidad. El Gran Circo de la Fórmula uno hubo de deshacerse de sus azafatas porque “denigraban” al sexo femenino, a la mujer, a la hembra o como quiera llamársele para no salir de lo políticamente correcto; supongo que no pensarán del mismo modo las muchachas que sacaban un dinero extra de esta actividad tan execrable que “cosifica” a quien la practica.

Pero, sin embargo, no sucede lo mismo con el grupo Femem, muchachas -y otras no tanto- que aparecen por sorpresa, se despelotan y, tetas al aire, portan sus soflamas en grueso texto sobre sus propios cuerpos que, por supuesto en este caso, no se consideran “cosificados” ni utilizados. Si se tratase de sostener una sombrilla o un paraguas en una carrera de bólidos, es inadmisible, pero si la cuestión es defender unas ideas -que serán, cuando menos, cuestionables- alcanzan las más altas cotas de dignidad. Ver para creer.

Sergio Ramos

Y ya que ayer estábamos comentando cuestiones de imagen, hoy le toca el turno al sexo opuesto, el Sr.Ramos, actual pareja de Dª Pilar y padre de dos hijos con la bella presentadora. Hace escasas fechas nos sorprendía en el Bernabéu con un atuendo azul llamativo, una suerte de abrigo de longitud, anchura y color difíciles, conjuntado con una especie de gorra del mismo tono; actualmente se nos pasa al burdeos con una especie de calzado -no se puede ver en la instantánea- que tampoco dejaba indiferente a nadie. El sevillano cambió radicalmente su imagen desde que alcanzó la élite mundial del fútbol, y también, como “Pe”, tuvo sus escarceos con la cirugía plástica; actualmente, innovador como siempre, completa el cambio total ofreciendo un “look” diferente, no exento de cierta agresividad, para contribuir a marcar la diferencia entre los comunes mortales y los dioses el Olimpo. Que sea enhorabuena.

Leticia Dolera

Leticia Dolera, actriz, afirmó en la Gala de los Goya que el certamen era un “precioso campo de nabos feminista”. Posteriormente se disculpó en Twitter por “invisibilizar con su frase a las mujeres que tienen pene” y a mi, terminó por armarme un lío. Desde el más profundo respeto a la libertad sexual de cada uno, las mujeres con pene representan, para mi, un nuevo elemento en el amplio abanico de opciones personales sobre el particular; de otro lado, no sé si existirán en número significativo, para justificar la disculpa que tiene más de transgresor que de veardadero perdón. Leticia Dolera es así, menuda, con unos ojos transparentes como el mar y de facciones delicadas y elegantes, jamás se imaginaría uno que tuviera pene, ni nada que se la parezca. En el año 2.015 escribió, dirigió y protagonizó, junto a Manuel Burque, “Requisitos para ser una persona normal”; me pregunto ahora, desde este espacio, si entre los requisitos de la normalidad en las mujeres para nuestra cineasta, está el ser poseedoras de un hermoso pene para incluirse en el campo de nabos feminista ese.

De Guindos

“Vergonzosa”, “desacertada”, “mala idea”, “un desprecio a las mujeres”, “una broma macabra”… así ha calificado la izquierda española el anuncio de la candidatura de Luis de Guindos . La portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, ha asegurado que la decisión “supone un desprecio a las mujeres” y pone de relieve que el Gobierno de Rajoy ha “optado por la desigualdad más absoluta”. “Lamentamos profundamente que, habiendo tantas mujeres técnicamente tan preparadas, una vez más el Gobierno de Rajoy haya hecho un desprecio a las mujeres y haya propuesto a Guindos”. 

Para las féminas del progresimo militante, el nombramiento del Sr. de Guindos es un atentado contra la igualdad de género; se conoce que la elección de una dama no sería perjudicial para el masculino como sexo, por eso de que procedemos del heteropatriarcado reclacitrante y dictatorial, y que lo relevante, no es la valía del candidato para el puesto, sino su condición de género, que nos ha de orientar antes que otras cualidades personales o porfesionales. La paridad por imposición es absurda, debiendo encontrar situaciones en las que las mujeres sean más numerosas que los hombres y viceversa, entender que esta proposiciòn ahonda en la desigualdad es tan falso como irresponsable por parte de unos políticos que deberían defender la elección del candidato más adecuado para sostener la represnetación española en instancias supranacionales.

Santisteve

El Sr. Santisteve, alcalde de Zaragoza, creo la polémica al publicar un folleto en el que se comparaba al Paracetamol con la cocaína y en el que se ofrecían instrucciones sobre el modo y manera en que determinadas sustancias psicotrópicas debían ser consumidas, verbigracia, pulverizar bien la cocaína para evitar hemorragias nasales, o hacer rayas de “speed” de menor tamaño que de farlopa; también sobre la idoneidad temporal para el consumo del cannabinol. La portada del folleto se reproduce en la instantánea que ilustra nuestra entrada de hoy y me parece tan incorrecta como su contenido. ¿Por qué el barrio?. ¿Solo se consumen drogas en los barrios?. ¿No existen acaso adictos entre las capas más altas de la sociedad?. ¿Qué tiene que ver el casco histórico con el consumo de estupefacientes?. Este “totum revolutum” ofrecido por el político progresista sirve de ejemplo sobre como solucionar los problemas de la ciudadanía mediante nuevas medidas por parte del consistorio; tengo la total seguridad de que muchos zaragozanos no conciliaban el sueño pensando si habían pulverizado suficiente los cristales de cocaína antes de pasárselos por la pituitaria, mientras otros manifestaban su honda preocupación al no saber encontrar el momento idóneo para consumir cannabis. Increíble, pero cierto; aplicable la frase atribuida a Groucho: Partiendo de la nada, hemos alcanzado las más altas cotas de la miseria.

Feminismo

La Galería de Arte de Manchester ha retirado el cuadro Hylas y las ninfas, de John William Waterhouse, en el que aparecen ninfas desnudas porque los personajes femeninos solo se representaban como un sujeto pasivo y decorativo, según “The Guardian”.

La pinturs es una obra del siglo XIX, fecha en la que empezaban a existir aparatos de fotografía; hasta entonces la pintura era el único medio de conservar un recuerdo, una imagen o como aparecía el primo de Betanzos cuando contaba veinte años de edad. Apenas la técnica alcanzó cierta popularidad, se utilizó también para saciar los instintos más bajos de los seres humanos -más bien a media altura, pero bueno- y las pulsiones socialmente criticadas; ni que decir tiene de lo sucedido con la irrupción en escena del cinematógrafo, y casi todos ustedes recordarán las salas “S” -y en grandes ciudades las “X”- en las que se proyectaban películas de alto contenido erótico o directamente pornográficas. A día de hoy, existe libre venta y comercio de este tipo de productos, no solo en establecimientos especializados, sino incluso en ngrandes superficies.

Así pues, no entiendo la reivindicación feminista sobre la obra del Sr. Waterhouse, incluso en el supuesto de haber representado un lienzo con alto contenido erótico cuando fue pintado, pero su condena actual al ostracismo parece más imposición del postureo que utiliza el progresismo de salón que de una deducción lógica de una ideología coherente.